Balanza energética: el gasto por importaciones cayó más de un 40% en lo que va del año 

El país redujo el gasto por importaciones de productos energéticos unos 4.600 millones de dólares, en lo que va del año. La balanza mantuvo el déficit de 1.000 millones de dólares.  

La balanza comercial energética logró en septiembre un leve superávit que permitió sostener el déficit acumulado de los primeros nueve meses del año cerca de los 1.000 millones de dólares, en línea con la tendencia que se vio meses anteriores. A nivel interanual, los datos oficiales marcan que el gasto por importaciones este año se redujo más de un 40%, no solo por la baja en los precios internacionales, sino también por menores compras. 

Hablamos de la diferencia en dólares que se desprende de las importaciones que realizó el país y las ventas al exterior.  

En el período que va entre enero y septiembre de este año se registró un saldo comercial negativo de unos 1.065 millones de dólares. Si se trata de un saldo en rojo, la tendencia del año, sumado a la comparación interanual, dan cuenta que Argentina no solo logró contenerlo, sino que consolidó una reducción sustancial en lo que hace a las importaciones. 

Los datos son oficiales y se desprenden del último informe de Intercambio Comercial Argentino (ICA) del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). 

Los rasgos generales que se desprenden del documento es que los precios internacionales de la energía jugaron más a favor que en contra para el país. Esto se debe a que, si bien se condicionó el ingreso de divisas por los menores precios de referencia, también bajó lo que Argentina paga por los productos que importó, que además fueron más bajos en volúmenes. 

En números

US$ 5.666
millones son las divisas que generaron las exportaciones de energía durante este año.

Según datos extraídos del informe del Indec, los dólares generados por las exportaciones englobadas en la categoría Combustibles y Energía (CyE) de los primeros nueve meses del año fueron 5.666 millones de dólares. En términos interanuales significa una caída de 7,8% y es que en el mismo período del año pasado el acumulado fue de 6.147 millones de dólares. 

En lo que hace a importaciones, en el período de análisis se gastó un total estimado por el Indec de 6.731 millones de dólares. En 2022, los desembolsos en los mismos meses acumulados habían sido de 11.357 millones de dólares. Significa que en esta mitad de año hubo una sostenida caída del 40,7% y se disminuyó el gasto en unos 4.626 millones de dólares interanual, casi el mismo monto que se generó por las exportaciones.  

En números

40,7%
es lo que se redujo el gasto por importaciones, por una caída en los precios internacionales y también en las cantidades compradas.

La información oficial del Indec da cuenta que el saldo comercial del acumulado de los primeros nueve meses del año arrojó un saldo negativo de 1.065 millones de dólares. En el mismo período del año pasado el déficit fue de 5.210 millones de dólares, lo que significa que, a pesar del déficit actual, hubo un menor gasto en dólares por 4.145 millones de dólares. 


Balanza energética: el leve superávit de septiembre 


A nivel nacional y durante el noveno mes del año se registraron exportaciones por un total de 563 millones de dólares que equivalen a una caída interanual de un 33,8%. En el mismo mes del año pasado se exportaron por 851 millones de dólares.    

Según indicaron desde el Indec, la diferencia se marcó por una baja de 15,8% en los precios y de 20,5% en las cantidades. La baja se debió fundamentalmente a menores ventas de petróleo curdo (93 millones de dólares); y de carburantes (77 millones de dólares).

En números

US$ 27
millones es el leve superávit que se alcanzó en septiembre y que permitió sostener el déficit acumulado del año en el orden de los 1.000 millones de dólares.

Respecto a las importaciones, en septiembre hubo compras al exterior por un total de 536 millones de dólares, una caída interanual del 42,6%. En el mismo mes del año pasado el gasto fue de 934 millones de dólares.  

De todas las categorías del Indec, el uso económico que más cayó fue el energético (398 millones de dólares) lo que significa una reducción del 42,6%. Eso se debido a una baja en las cantidades del 28,4% y de 18,3% en los precios. Esta disminución correspondió a menores importaciones de combustibles y lubricantes elaborados y de combustibles y lubricantes básicos. 

El documento indica que se registró una baja de 139 millones de dólares en compras de gas natural (por gasoducto); de 101 millones de dólares por menos compras de gasoil; de otros 77 millones de dólares debido a una baja en la importación de gasolinas, excluidas de aviación; y, por último, una baja de 72 millones de dólares más por menores compras de fuel oil.  

De esta manera, la balanza comercial energética durante el noveno mes del año terminó con un saldo positivo de 27 millones de dólares. Mientras que, durante el mismo mes del año pasado, se había registrado un déficit de 83 millones de dólares.  


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios