Mendoza licitará 12 áreas petroleras, la mayoría al norte de la Cuenca Neuquina

“Hemos hecho modificaciones para hacer más atractivas las inversiones”, subrayaron desde el gobierno provincial. Aseguraron que garantizará llamados continuos y que no quedarán desiertas.

La Dirección de Hidrocarburos del Ministerio de Economía y Energía de Mendoza licitará 12 áreas petroleras. Once de ellas en la zona de Malargüe, al norte de la Cuenca Neuquina. La restante será para la Cuenca Cuyana. El modelo de licitación «no solo hará más atractivas las inversiones, sino que garantizará que sean continuas y que ningún llamado quede desierto«, indicaron.

La provincia ya superó los 10.000 millones de pesos en inversiones en un año y logró reactivar más de 300 pozos con Mendoza Activa Hidrocarburos. Ahora busca licitar 12 áreas con un «novedoso modelo licitatorio» que hará de Mendoza «una plaza atractiva».

Once de las doce áreas se encuentran en Malargüe, y una en la Cuenca Cuyana. Serán permisos de exploración para Boleadero, Bajada del Chachahuen, Chachahuen Norte, CN V, Loma El Divisadero, Malargüe, Payún Oeste, Ranquil Norte, Zampal, Calmuco y Sierra Azul Sur. Además, una concesión de explotación en Puesto Molina Norte.

Hemos hecho modificaciones para hacer más atractivas las inversiones”, explicó el director de Hidrocarburos del Ministerio de Economía y Energía, Estanislao Schilardi. Como en Mendoza Activa Hidrocarburos, esta modalidad repercutirá «en las arcas de la provincia, ya que se reactivan zonas petroleras y se generan más regalías«, aseguraron desde el gobierno provincial.  

El modelo de licitación tendrá las siguientes ventajas: suprimirá el canon por renta extraordinaria y el concepto de canon extraordinario de producción, y dejará el 12% establecido por la Ley de Hidrocarburos.

“En fórmula de adjudicación de concesiones, las inversiones para el primer quinquenio tienen un coeficiente mayor que para el segundo quinquenio. Buscamos que se invierta antes”, explicó Schilardi. “Para las áreas de exploración, no se fija una inversión mínima; se deja abierto a que el mercado decida. Esto anteriormente significó trabas en licitaciones y áreas desiertas sin ofertas”, agregó.

Además, se implementará un modelo de “licitación continua”: licitarán la mayor cantidad de áreas que no tengan concesionarios. Aquellas que no reciban ofertas en primer llamado quedarán disponibles para el siguiente. “De esta manera aseguramos que el mercado tenga siempre oportunidad de presentar ofertas y no tenga que esperar a una licitación nueva”, remarcó el director de Hidrocarburos.

Por otra parte, seguirán promoviendo los Acuerdos de Evaluación Técnica (TEA, por sus siglas en inglés), un mecanismo reglamentado en 2017 por el que una empresa puede presentar una propuesta de inversión en un área libre, trabajando solamente con reconocimiento superficial. 

“La empresa no contrae derecho exploratorio. Una vez que cumple los trabajos, puede solicitar a la Provincia licitar el área. En dicha licitación tiene derecho de mejora de oferta”, destacó Schilardi.

En la actualidad, la provincia tiene dos grandes proyectos sobre el crudo no convencional. En Vaca Muerta, YPF invierte 17 millones de dólares en un plan piloto fundamental para evaluar el potencial mendocino del bloque.

Los trabajos previos a la perforación de dos pozos horizontales ya se están ejecutando al sur de Malargüe, en el área Paso de las Bardas Norte. El proyecto se ubica en el límite de las áreas hidrocarburíferas CN-VII A y Paso de las Bardas Norte, con el objetivo de «explorar la formación  y comprobar su potencial técnico y económico«, indicaron. 


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios