Shell realizó los primeros pozos de Vaca Muerta con fibra óptica 

La compañía angloholandesa incorporó la tecnología en dos de sus pozos para perfeccionar su técnica de fractura. También comenzó a realizar perforaciones con la técnica de codevelopment, en la que se fracturan dos niveles de la roca generadora.

La tecnología es la clave en el desarrollo de Vaca Muerta y eso es lo que está realizando la firma Shell con la incorporación de dos nuevas prácticas para mejorar la eficiencia de sus pozos. Entre esos avances, la operadora realizó las dos primeras perforaciones en la formación en las que se incorporó fibra óptica para conocer a detalle lo que sucede a 3.000 metros bajo tierra. 

Estos avances fueron revelados a Energía On por el CEO de Shell Argentina, Ricardo Rodríguez, en una entrevista exclusiva en la que explicó que en el poco más de un año que lleva al frente de las operaciones “hemos cambiado muchas cosas”. 

Entre estos cambios la compañía comenzó a realizar las fracturas de los pozos, el fracking en sí, con una mayor cantidad de agua y arena, lo que en la industria denominan como High Density. 

Pero además Rodríguez explicó que “culminamos un proyecto que teníamos de fibra óptica. Corrimos el primero en Argentina, que son dos pozos con fibra óptica y fracturamos el resto de los pozos de los pads”. 

El CEO de la firma explicó que esa incorporación “permite ver, con las señales sísmicas, qué pasa, qué crean las fracturas, para así poder optimizar las fracturas”. Y detalló que “es un proyecto que hicimos con esfuerzo totalmente propio. Eso te permite en el futuro optimizar el tamaño de tus etapas, la intensidad de tus fracturas, al ver donde eres más efectivo y menos efectivo”. 

Permite ver, con las señales sísmicas, qué pasa, qué crean las fracturas, para así poder optimizar las fracturas».

Ricardo Rodríguez.

Rodríguez llegó al país tras largos años al frente de los desarrollos del Golfo de México y de Permian, la formación shale en la que se mira Vaca Muerta. “En Permian lo hicimos nos ayudó a aumentar el tamaño de nuestras etapas porque cuando aumentas el tamaño de tus etapas puedes cubrir una misma longitud con menos etapas, y eso es menos tiempo. Entonces puedes fracturar más pozos y eso baja los costos”, aseguró. 

Estos dos pozos con fibra óptica se ubican en el área Coirón Amargo Sur Este (CASE), uno de los tres bloques que la operadora desarrolla en conjunto en la “zona caliente” de Vaca Muerta

La información obtenida de estos pozos está siendo procesada en estos momentos ya que fueron fracturados en mayo pasado. 


Fracturas a dos niveles de producción 


Pero el avance en los pozos de Shell no queda solo en esto, sino que Rodríguez destacó que también comenzaron a realizar “el derisking de otros intervalos de producción”, lo que en otras operadoras se llama niveles de producción y que representa como las lonjas en las que dentro de la roca madre se encuentran alojados los hidrocarburos. 

Hoy en algunas zonas estamos nada más que en un nivel y queremos hacer codevelopment, que es desarrollar varios intervalos al mismo tiempo porque lo que encontramos en Permian es que cuando nosotros íbamos y depletábamos uno de los intervalos y tratábamos de desarrollar el intervalo que estaba por encima, en especial, algunas de las fracturas drenaban un poco esos intervalos que estaban por encima, y después cuando tratabas de fracturar los intervalos por encima no salían tan efectivas las fracturas”, explicó Rodríguez, 

Hoy en algunas zonas estamos nada más que en un nivel y queremos hacer codevelopment, que es desarrollar varios intervalos al mismo tiempo».

Ricardo Rodríguez.

El CEO de Shell repasó que ese fenómeno es “lo llamamos efecto parent – child. Uno es el papá y el otro pozo es el hijo. Y eso crea un efecto en el que el hijo termina siendo peor”. 

Para mitigar ese efecto nocivo, Rodríguez aseguró que la estrategia es “haciéndolos a los dos papás, poniendo los dos pozos al mismo tiempo”. Y aclaró que “no los fracturas al mismo tiempo, los fracturas antes de producirlos, en los dos niveles, y luego los comienzas a producir al mismo tiempo, porque el problema es cuando drenas el yacimiento, que le quitas volumen y depletas la presión”. 

Dentro de Shell denominan a estos dos niveles de navegación o producción como Zona 1 y Zona 2, términos que para otras compañías podrían ser La Cocina y El Orgánico, por ejemplo. 

La operadora ya tiene un grupo pozos realizados con esta técnica del codevelopment a dos niveles y según marcó Rodríguez “estamos viendo cuán efectivo fue eso con respecto a desarrollarlos de manera independiente en vez de codesarrollarlos”. 


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios