Exclusivo Suscriptores

Vaca Muerta: la Cuenca Neuquina alcanzó un récord absoluto de producción, tras 25 años

La principal región petrolera del país alcanzó un récord histórico de producción, de la mano de Vaca Muerta. Se superó una marca de 1998.

El avance de la producción de petróleo no convencional de Vaca Muerta impulsó a la Cuenca Neuquina a un récord histórico, tras superar una marca que se mantuvo vigente durante 25 años. El hito se alcanzó en octubre y muestra no solo el efecto del shale en los registros de la principal región petrolera, sino también su peso a nivel nacional. 

Según el último reporte oficial de la secretaría de Energía de Nación, que se arma en base a las declaraciones juradas que realizan las operadoras, mostró que la producción de petróleo de la Cuenca Neuquina fue superior a los 427.000 barriles de crudo por día (bbl/d).  

Para encontrar un registro similar hay que remontarse a mayo de 1998, un mes que no debe tomarse a la ligera y es que, precisamente durante ese período, Argentina alcanzó sus extracciones más altas en la historia, tras superar los 858.000 bbl/d. 

Para llegar a esa marca inédita hace 25 años, el aporte de la Cuenca Neuquina fue clave y es que aportó poco más del 49% del total: unos 421.300 bbl/d.  

En números

427.500
barriles de petróleo por día se produjeron desde la Cuenca Neuquina en octubre.

Si se retoman los datos de octubre, los más recientes disponibles, dan cuenta que la principal región petrolera del país, que abarca las provincias de Neuquén, y parte de Río Negro, La Pampa y Mendoza, bombeó en octubre unos 427.500 bbl/d. 

De ese total, cerca de 351.200 barriles diarios los aportó Neuquén, es decir, más del 82%. Más en detalle, si se hace un doble clic, de esos más de 351.000 bbl/d que aportó la provincia, el 92% (326.000) fueron no convencionales (principalmente shale y en menor medida tight).  

Con lo cual, detrás de este nuevo máximo de producción que registró la Cuenca Neuquina está el shale de la formación, que se hizo cargo del grueso de las extracciones de esa región: más de un 75% del total.


Petróleo: la producción no convencional ya representa la mitad de Argentina 


De nuevo, motorizado por el desarrollo de Vaca Muerta, el bombeo de petróleo no convencional creció de manera sostenida durante la última década y su aporte ya representa la mitad de los barriles que se extraen en Argentina.  

Los últimos datos oficiales de la secretaría de Energía muestran que la producción total de crudo fue de 662.023 bbl/d en octubre. Tal como anticipó este medio, se trató del nivel más alto en 17 años, y para encontrar un registro superior hay que remontarse a agosto de 2006. 

En números

662.023
barriles de petróleo por día se bombearon a nivel nacional en Argentina.

Si bien Argentina todavía está lejos de su máximo registro alcanzado en 1998 (858.000 bbl/d) los datos oficiales dan cuenta del peso del no convencional en el país. Sin embargo, aquel año todos los barriles de Argentina eran convencionales y hoy, tal como se indicó más arriba, el shale explica la compensación de la caída de la producción convencional y el repunte de los rindes totales del país. 

Teniendo en cuenta los 662.023 barriles que produjo Argentina en octubre, los casi 326.000 bbl/d no convencionales que se bombearon en ese mes representan poco más del 49% del total. Mientras que el casi 51% restante fueron convencionales (336.000). 

En números

49%
de la producción total del país en octubre fue no convencional.

El resto de las cuencas petroleras del país mostraron este 2023 que, en lugar de aumentar la producción, emplean la mayoría de sus esfuerzos en mantener los rindes convencionales sin declino. Mientras que Neuquén es la única provincia petrolera (y por consiguiente también la cuenca de la que forma parte) que tiene una proyección clara en cuanto a su crecimiento.  

De esta manera, Vaca Muerta está en la puerta de marcar un nuevo hito histórico que es el representar más de la mitad de las extracciones de petróleo de todo el país. Un dato que consolida su desarrollo y marca la restructuración productiva que comenzó a gestarse desde el inicio de su desarrollo. 


Comentarios