YPF cerró un positivo balance con una ganancia de 92.000 millones de pesos

La petrolera de mayoría estatal presentó esta tarde los resultados del balance del tercer trimestre del año. Se destacó un fuerte incremento en la producción de petróleo y gas apalancado por las áreas de Vaca Muerta.

Apalancada por la mayor producción de petróleo y gas natural proveniente de las áreas de Vaca Muerta y a un ajuste en los precios de venta, YPF presentó esta tarde el balance del tercer trimestre del año en el que la petrolera volvió a tener una ganancia de más de 9..000 millones de pesos.

El trimestre pasado la operadora había cerrado el ciclo con un resultado neto de 94.063 millones de pesos, apenas por arriba de los 92.180 millones de pesos con los que acaba de cerrar el tercer período del año. Además la firma mostró un Ebitda ajustado de 1500 millones de dólares, a pesar de la incidencia negativa de la inflación internacional en los costos de la actividad.

A su vez, la firma logró tener un flujo libre de caja de 262 millones de dólares en el trimestre, acumulando así en los primeros tres meses del año un neto positivo de 1.000 millones de dólares. Y nuevamente la firma logró disminuir su deuda neta a los 5.655 millones de dólares, representando el nivel más bajo en 7 años.

Durante este trimestre YPF volvió a elevar las inversiones, alcanzando un total de inyecciones de 2.900 millones de dólares en los primeros 9 meses del año, un 60% por encima de lo invertido en el mismo período del año pasado.

Estos resultados se deben a tres fenómenos concurrentes: por un lado a la buena performance de los desarrollos de Vaca Muerta que elevaron considerablemente su producción; y al incremento en el precio obtenido tanto en los combustibles líquidos como en el gas natural.

En detalle, YPF logró un crecimiento en la producción del 9% en términos interanuales, al alcanzar una producción total de 505.000 barriles equivalentes de petróleo por día, gracias a un incremento del 7% en la producción de petróleo y del 9% en la de gas, en comparación con el mismo corte del año pasado.

Estos mayores rindes respondieron a los desarrollos no convencionales, que pasaron a representar el 41% de la producción de YPF gracias a un salto en la producción de petróleo no convencional del 50% y del 20% en el caso del gas no convencional, centrados ambos en Vaca Muerta.

En el segmento de las refinerías, el downstream, las ventas de combustibles tuvieron un crecimiento del 11% en comparación al año pasado, en especial en el caso del gasoil que registró nuevamente un récord histórico de suministro, el cual fue abastecido a través de mayores niveles de producción propia en las refinerías y un incremento de las importaciones.

En concreto la petrolera importó el 11% de los combustibles que vendió, pero logró compensar ese mayor costo con la actualización que se ha realizado en el precio de los surtidores.

Esto se complementó también con un mejor precio por el gas comercializado que pasó de 4,2 a 4,4 dólares por millón de BTU en comparación con el mismo corte del año pasado.


Los hitos de Vaca Muerta


El trimestre dejó una serie de hitos vinculados a la actividad en Vaca Muerta, entre los que se destacaron nuevos récords de eficiencia en los tiempos de perforación y fractura de los pozos y la marca más alta en la cantidad de nuevas perforaciones de pozos horizontales.

En detalle, YPF perforó 47 pozos en el trimestre con destino a Vaca Muerta, superando los 38 del trimestre pasado y los 34 del mismo corte del año pasado. Pero además logró acelerar un 29% la velocidad de perforación de esos nuevos pozos, en términos interanuales.

Y tuvo una mejora del 13% en la evolución de la fractura de pozos shale, gracias al avance de los trabajo bajo la modalidad de dual frac, es decir a la fractura de dos pozos en simultáneo con un mismo set


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios