YPF prueba otro cambio en la receta de los pozos de Vaca Muerta

La compañía está a punto de completar el primer pad de pozos extra largos con cañerías delgadas. La técnica permite un importante ahorro de costos pero tiene sus desafíos.





Verticales, horizontales, largos, extra largos, con arena premium, con arena nacional, gordos, robustos y con más o menos fracturas. Todos esas formas de hacer los pozos han formado parte de la búsqueda de la mejor receta para una sola misma cosa: obtener la mejor producción posible de Vaca Muerta.

Pero así como algunos cambios en la receta llegaron para quedarse, como fue la realización de ramas laterales, la crisis que se abrió en el sector de los hidrocarburos con la pandemia marcó un segundo desafío en la búsqueda de la mejor fórmula: ahora hay que obtener la mejor producción pero al menor costo posible.

Es así que desde YPF, la petrolera de bandera nacional, se está a punto de culminar lo que podría decirse que es el ensayo de un cambio más en la receta propia de la compañía para Vaca Muerta y que, de ser exitoso, promete dar un gran impulso en la tan buscada reducción de costos.

Se trata en síntesis de la aplicación de la técnica de los pozos delgados -slim en su terminología en inglés- en los pozos extra largos que la operadora lleva adelante.

Los pozos slim no son nuevos ni en Vaca Muerta ni para YPF, de hecho, en la compañía de mayoría estatal cerca del 75% de los pozos que se perforaron en los últimos años fueron bajo esta forma.

Los pozos slim son habituales, pero no extendidos. (Foto: Matías Subat)

La novedad que se experimenta en el bloque Rincón del Mangrullo es el uso de las cañerías delgadas en pozos con ramas laterales de más de 4.000 metros de extensión.

Hasta el momento todos los pozos de ramas extra largas -o extended reach en su terminología correcta- fueron realizados por YPF por medio de la técnica de pozos fat o gordos, casi el extremo opuesto a los slim.

Este tipo de pozos llega al extremo inferior, al final de la rama lateral con una perforación que tiene un diámetro de 8 ½ pulgadas y un entubado de 5 ½ pulgadas.

Los nuevos pozos slim que se comenzaron a perforar en el bloque estrella del gas de YPF cambian esa receta desde la misma superficie, ya que la fase guía se perfora en 12 ¼ pulgadas y entuba en 9 4/8. La fase intermedia se perfora en 8 ¾ y entuba en 7 5/8 y la última fase, la de aislación, se perfora en un diámetro mucho menor de 6 ¾ y se entuba en solo 5 pulgadas.

El dato

4253
metros tiene la rama lateral más extensa que se completó utilizando cañerías delgadas o slim.

La diferencia final entre un pozo gordo y uno delgado es de media pulgada en un sector clave de un pozo como es la aislación, en donde se lleva la producción buscada de gas y petróleo.

De momento la operadora ha logrado con éxito perforar la mayor parte del pad bajo la forma de pozos delgados, siendo el hito el pozo RDM 258h que tiene una rama lateral de 4253 metros.

Este pozo se completó días atrás y se convirtió en el más largo de toda Vaca Muerta en se realizado con cañerías tan delgadas.

En tanto que el último pozo del pad está siendo perforado en estos momentos para completar la prueba clave que encara la compañía.


Menos costos, más desafíos


Es que la razón por la cual YPF optó por cambiar la receta que ya tenía casi establecida para sus pozos extra largos está en los costos. Realizar un pozo de una extensión de más de 4.000 metros de rama lateral, es decir que en total tiene entre 6 y 7 kilómetros de largo, demanda una gran cantidad de acero y cemento y obviamente, al usar una perforación y ductos de menor diámetro, el costo del acero y el cemento bajan considerablemente.

Ahora bien, la realización de una perforación de 6 ó 7 kilómetros que termine en un ducto de menos de 13 centímetros de diámetro implica muchos más desafíos técnicos y de equipamiento que al realizarlo con un diámetro mayor.

El primer desafío está en las herramientas que se utilizan, dado que a menor diámetro tienen un mayor desgaste, enfrentan más rozamientos y en muchos casos requieren de mayor torque o potencia lo cual exige más también a los equipos.

Esto hace que en líneas generales las herramientas y equipos trabajen a mayor temperatura, lo cual desgasta de mayor modo piezas como juntas y otras partes de las herramientas.

El desgate de equipos es uno de los problemas a encarar.

Tareas como el rotado de tapones que se realiza en la fase de completación se vuelven todo un dolor de cabeza en pozos tan delgados, exigiendo no solo más torque a los equipos, sino un trabajo mucho más fino y coordinado a todos los actores involucrados.

Esta necesidad de herramientas más resistentes o cambios más frecuentes es todo un problema para Vaca Muerta, dado que no son pocos los insumos que se ven afectados no solo por las trabas en las importaciones, sino también por su disparada de costos internacionales y su baja oferta global.

Mientras YPF continúa perforando en Rincón del Mangrullo el pad extra flaco, la compañía se prepara para lo que será el segundo gran desafío de este cambio de receta, y que finalmente marcará si esta forma llegó para quedarse o todo lo contrario.

Y es que al reducir el diámetro de todo el pozo, es esperable que pueda darse una menor producción inmediata, pero no en el acumulado final del pozo. El seguimiento fino de esta innovación comenzará a partir de ahora en ver cómo evoluciona la producción de estos pozos delgados y si los costos ahorrados en su perforación rendirán frutos a la hora de cosechar la producción.

La búsqueda de la mejor receta para Vaca Muerta nunca cesó y en este caso el riesgo asumido por YPF tiene una gran zanahoria por delante, dado que si la producción que darán es la esperada o aún mejor, los pozos delgados extra largos permitirán un ahorro de costos no solo considerable, sino de una envergadura que difícilmente pueda alcanzarse con algún otro cambio.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
YPF prueba otro cambio en la receta de los pozos de Vaca Muerta