Entre cinco nombres, El Bolsón elige intendente

La localidad se caracteriza por jefes comunales que no terminan mandatos

EL BOLSON (AEB).- Los cinco candidatos a intendente de El Bolsón intentarán hoy quebrar la historia reciente de la localidad, que muestra una larga lista de jefes comunales «fagocitados» por la voracidad de la política local.

Desde el año 1991, cuando asumió Félix Merino hasta la fecha, ningún intendente pudo completar un mandato completo. Interinatos, renuncias anticipadas o juicio político se interpusieron en el camino de los políticos bolsoneses.

La lista es elocuente: Merino, Luis Méndez, Roberto Barros, César Barbeito, José Dirazar, Ricardo Guerrero, Barbeito nuevamente, Américo Paredes, Sergio Wisky y Wálter Forestier.

Todos ellos promediaron poco más de un año de mandato. Los que mas duraron fueron Merino y Wisky, con dos años cada uno. Los más efímeros: Barros, Barbeito y Forestier en sus interinatos de pocos meses.

«El Bolsón tiene una profunda crisis dirigencial», señalan algunos observadores.

La afirmación cobra asidero si se tienen en cuenta los enfrentamientos, oposiciones, peleas públicas y posturas extremas que signaron los últimos años de la localidad.

Luego de su mandato interino, Forestier realizó ayer un balance de su gestión. (Ver aparte)

Cinco hombres esperan quebrar el «maleficio». Hoy buscarán sentarse en el sillón del intendente «para cambiar la historia», aunque sea por pocos meses. (Ver infograma)

El justicialista Roberto Barros llega a la candidatura de la mano de un fuerte apoyo de dirigentes nacionales. Miguel Pichetto, Carlos Soria, Daniel Scioli arribaron a la localidad para expresar «el apoyo del gobierno nacional» al candidato.

Néstor Capano (PSP) no se quedó atrás. La figura de Elisa Carrió le permitió llenar una escuela con potenciales votantes dispuestos a escuchar a la «dama de la política» argentina. Además es, junto al candidato humanista, uno de los que demuestran mas calma a la hora de transmitir sus ideas.

El trabajo proselitista de Oscar Romera (UCR) se centró en los barrios. «Allí está su fortaleza» dicen sus seguidores. El hombre que fuera secretario de Acción Social de Wisky intenta capitalizar los contactos y simpatías conseguidas desde la función pública.

«Joe» Beascoechea parece llevar adelante una cruzada personal. El actual concejal del Movimiento Patagónico Popular pagó de su bolsillo los 1.500 pesos que le costó la campaña publicitaria y dice que su mandato estará signado por la austeridad. Fortalecido por el tercer puesto de octubre pasado, José Rodríguez (Partido Humanismo), espera dar la sorpresa en esta elección. Es el único que no ha ocupado cargo público alguno, lo que puede ser un punto a su favor. Tal vez alguno de ellos logre frenar a la «inmensa máquina de fagocitar políticos» en que se transformó El Bolsón en los últimos años. Saben que sólo tienen poco más de un año y medio para intentarlo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios