Estrechan la investigación del entorno del «Clavo» Sandoval

Detuvieron a un sospechoso de sacar al asesino de la zona. Están tras los pasos de otro joven, apodado "El Sapito".

Alejandra Carbajales. Mónica Garcia Carmen Marcovecchio. CIPOLLETTI (AC) – La justicia y la policía estrechan la búsqueda del asesino de las tres mujeres en el entorno de Orlando «El Clavo» Sandoval, el principal detenido en la causa de la masacre de Cipolletti. Tras arrestar a un sujeto llamado Ariel Villa, los investigadores buscan ahora a Fabián Guzmán, a quien apodan «El Sapito».

El juez Juan Torres anunció ayer que no tienen a David Sandoval (26 años) en la causa. Sin embargo «Río Negro» supo el domingo por dos fuentes que se estaba detrás de un sujeto con esa identidad. A las 22.30 de ese día lo informó una alta fuente de la justicia, al tiempo que se conocía la búsqueda de informaciones sobre un hombre con ese nombre que había estado alojado en un hogar de menores de Neuquén. Una de las víctimas, la psicóloga Carmen Marcovecchio, había tratado y tenido problemas hacía diez años con un menor así llamado en el hogar de Santa Genoveva, según otra fuente de esa institución.

Lo que llevó a los investigadores a descartar esta línea fue la presentación espontánea de David Andrés Sandoval (28), un pintor y lavacoches que también estuvo detenido en el mismo hogar, pero no fue en la época en que la psicóloga trabajaba allí ni presentaba la cicatriz que caracteriza el identikit que maneja la policía

El Sandoval que sí está detenido es «El Clavo», de 42 años. El día del asesinato de Carmen Marcovecchio, la bioquímica Mónica García y la paciente Alejandra Carbajales, este sujeto fue aprehendido en la calle poco después de haberse acercado a dos inspectores de tránsito a preguntar a cuántas mujeres habían matado.

El olfato de las perras de la policía siguió la pista del ácido acético que el matador arrojó a sus víctimas y llevó a la casa de «El Clavo», que ya había sido allanada la noche anterior y secuestrado allí un Renault 9 rojo.

Para los investigadores no hay dudas de que este sujeto tiene algo que ver con el crimen, aunque no es el asesino. Por eso siguen colectando elementos e investigando su entorno para poder indagarlo, presuntamente como «partícipe necesario».

Al nuevo detenido en la causa, Ariel Villa, lo incriminan menos elementos: se supo que las perras llegaron hasta el Renault 9, que resultó ser de su propiedad. Por eso no se descarta que haya trasladado al asesino desde la casa de «El Clavo» hasta un nuevo escondite. También será indagado antes del fin de semana

Ahora la policía busca a un sujeto apodado «El Sapito», llamado Fabián Guzmán, por su presunta relación íntima con «El Clavo».

Los investigadores tienen un rastro importante para identificar al asesino: una huella que el matador dejó en la ventana cuando cortó los cordeles de la persiana americana para maniatar a sus víctimas.

La botella de ácido acético que se llevó el homicida y perdió en la huida también es una pieza clave. Por eso fue enviada al Instituto Balseiro de Bariloche para la detección de huellas.

Además de obtener de una importante fuente judicial el nombre de David Sandoval (que aunque se apellida igual no tendría relación con el detenido), «Río Negro» rastreó los antecedentes profesionales de la psicóloga Marcovecchio y halló que en 1992 se desempeñaba en el hogar de menores Santa Genoveva de Neuquén, donde estaba alojado un chico de 16 años con esa identidad.

Según las personas que trataron al joven David en esa época, era un muchacho «explosivo», que se exaltaba ante las burlas y que tenía en su rostro una cicatriz similar a un corte profundo entre la nariz y el labio superior.

Esas personas le dijeron ayer a este diario que el identikit que se publicó en la edición de ayer concuerda bastante con la características físicas de a-quél, aunque lo recuerdan con el rostro más redondo.

El lunes a la noche se presentó ante la Justicia un joven de 28 años llamado David Andrés Sandoval, que estuvo alojado entre 1987 y 1989 en el hogar, pero en esa época Marcovecchio no trabajaba allí. Sí hay certezas de que fue terapeuta de esa institución en 1992 y que trató a un chico con el mismo nombre.

Es más: un David Horacio Sandoval (24) está detenido en la Unidad 11 de Neuquén desde antes del crimen, acusado de robo a mano armada en un videoclub.

En la Justicia neuquina se sabe que hay, al menos, cuatro personas llamadas David Sandoval que a principios de la década del 90 tuvieron problemas con la ley.

Ayer continuaron realizándose procedimientos en Roca, donde se secuestraron armas y siguió la búsqueda del sospechoso «por todos lados», dijo el juez Torres.

Preocupado por este nuevo crimen que sacude la ciudad que gobierna, el intendente Julio Arriaga anunció que retendrá impuestos provinciales si no envían a Cipolletti 100 policías antes del 15 de junio

Además el jefe comunal se reunió en Buenos Aires con el secretario de Seguridad Interior, el jefe de la Policía Federal y el responsable de la Side. Le prometieron apoyo para esclarecer los crímenes.

Alejandra Carbajales.

Mónica Garcia

Carmen Marcovecchio.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios