#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Evalúan frenar el aumento del boleto en Bariloche

El segundo tramo del incremento de la tarifa de Mi Bus, que llevaría el pasaje a 41 pesos, debería regir a partir del 1 de febrero. El Ejecutivo municipal podría congelarlo.



La tarifa está en análisis pero por ahora no se logran canalizar las críticas por las deficiencias del servicio. Foto: archivo

La tarifa está en análisis pero por ahora no se logran canalizar las críticas por las deficiencias del servicio. Foto: archivo

El Gobierno municipal evalúa congelar el aumento del boleto del transporte urbano que tenía previsto llevar la tarifa a 41 pesos a partir del 1 de febrero, para no ir a contramano del freno a los incrementos de tarifas por 120 días que dispuso el presidente Alberto Fernández.

El boleto de las líneas del transporte que opera la empresa Mi Bus tiene una tarifa plana de 35 pesos, a excepción de las líneas 72 y 55 que cuentan con precios diferenciales. Pero en la misma resolución que autorizó esa suba, a fines de octubre, el intendente Gustavo Gennuso dispuso un segundo incremento a partir del próximo mes.

El Ejecutivo ya planteó en la comisión de seguimiento del transporte urbano que pretende adherir a la medida nacional y congelar el segundo tramo del aumento pero la resolución final todavía no fue tomada porque hay objeciones de Mi Bus y el gremio UTA.

Los concejales opositores que integran la comisión, Gustavo Casas (Frente de Todos) y Gerardo Del Río (PUL), también analizan el tema y no se expidieron hasta el momento.

El jefe de Gabinete, Marcos Barberis, señaló a Río Negro que “está en estudio la decisión” y que no podrá demorar más allá del miércoles porque se debe notificar el posible cambio con tiempo al sistema SUBE ya que estaba configurada la nueva tarifa a partir de febrero y la modificación del boleto para estudiantes de escuelas secundarias privadas, que equivale al 33% de la tarifa general.

Datos

9.000.000
pesos es el aporte que este mes recibió Mi Bus de parte del Municipio que tiene una partida anual de 100 millones.
10.000.000
pesos es lo que sumaban cada mes los subsidios que otorgaron hasta diciembre los gobiernos nacional y provincial.

La empresa aduce que si no se otorga el incremento dejará de recaudar entre 4 y 5 millones de pesos mensuales con los que contaba para afrontar las cargas salariales, a lo que se suma la incertidumbre por los subsidios nacional y provincial que hasta diciembre le aportaban unos 10 millones de pesos. El único aporte extraordinario que tiene garantizado Mi Bus es el del municipio que incluyó un fondo en el presupuesto y este mes le concedió 9 millones de pesos.

Hasta diciembre Nación le aportaba a Mi Bus 2,8 millones de pesos y el Gobierno provincial 7,1 millones de pesos por mes. Esos recursos hoy no están garantizados y se espera que se resuelva en los próximos días en una reunión entre autoridades provinciales y el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni.

Por otro carril corren las críticas al servicio del transporte urbano en Bariloche sobre las que no hay respuestas. Las últimas semanas las quejas se multiplicaron por la falta de refuerzos en horarios pico, sobretodo en las líneas más turísticas, que dejan varados a cientos de pasajeros, la reducción de frecuencias y el incumplimiento de los horarios. Esos temas fueron planteados el viernes en una nota que elevaron varias juntas vecinales.


Comentarios


Evalúan frenar el aumento del boleto en Bariloche