Extorsión al comerciante de Cipolletti: «Lo tomaron de punto»

Es el mismo a quien en marzo le balearon la casa y pidieron dinero a cambio de "seguridad para su familia".

CIPOLLETTI

Ayer se confirmó que la víctima de la extorsión informada en la edición de la víspera fue el comerciante Sebastián Diéguez, cuya casa fue baleada en la madrugada del 5 de marzo. Por ese episodio están procesados los expolicías neuquinos Aldo Mellado y José Luis Bravo, a quienes acusan de haberlo «apretado por encargo».

Los investigadores creen que no hay relación entre este hecho y la detención de la mujer por extorsión del viernes.

«Al comerciante lo tomaron de punto», dijo una de las fuentes con acceso al expediente. Es que en las últimas horas se confirmó que la mujer de 41 años actuaba con colaboración de personas que presuntamente están alojadas en el Penal de Roca.

Ahora trabajan en la identificación de esos llamados. «El caso es igual al de Raúl Maureira, que el viernes terminó condenado a cuatro años y ocho meses de prisión por una extorsión en grado de tentativa», informaron las fuentes.

Desde la cárcel Maureira montó «un gran show» para hacerle creer a un joven que tenía a su padre secuestrado en un galpón de Roca. Ese hecho ocurrió en Cipolletti, en el 2012, y es el primero de esta modalidad que llegó a juicio.

Justo el mismo viernes, pero a la tarde, la policía detuvo a una mujer en el estacionamiento de un supermercado de la calle 9 de Julio, entre Brentana y Sáez Peña, que pretendía cobrar los 50.000 pesos que, mediante llamados intimidatorios, le exigieron a Sebastián Diéguez.

Lo amenazaban con balearle la casa, en referencia al hecho de marzo y también le pedían plata a cambio de «seguridad para su familia»

La víctima, a través de su abogado, se puso en contacto con la policía y decidieron entregar el dinero, aunque previamente anotaron la numeración de los billetes.

En las inmediaciones del supermercado había personal de civil y cuando la mujer se retiraba con el sobre fue arrestada.

Según la información que suministró la policía, la mujer, oriunda de Roca, tiene antecedentes penales y es la esposa y madre de dos personas que también han participado de hechos delictivos.

Uno está aún cumpliendo una condena. Quedó detenida por extorsión y, en caso de ser encontrada culpable, enfrentaría una condena de no menos de cinco años. Se investiga si participó de algún otro hecho similar.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios