Federer está en versión 2-0 y Nadal lo sufre

Roger volvió a ganarle a Rafa y se quedó con el título en Shanghai. El español sigue cómodo en el historial, pero el suizo metió un 4-0 en 2017.



Como si hubiera sido su “bestia negra” durante años, Roger Federer sometió a Rafael Nadal por cuarta vez en lo que va de temporada para alzarse en el torneo de Shanghai con su sexto título de 2017. El campeón de 19 GS ganó 6-4 y 6-3, con un tenis impecable en un duelo de una sola dirección, la que dictó el suizo con su raqueta.

“Jugó demasiado bien”, admitió Nadal, llevaba 16 victorias al hilo y no encuentra antídoto para la versión 2.0 del suizo. Este año se midieron en las finales de Australia, Miami y ayer y en octavos de Indian Wells con un balance de 4-0 para RF con nueve sets a favor y dos en contra. En el historial, Rafa manda cómodo: 23-15.

Federer no se cansa de ganar a sus 36 años. Lleva ya seis títulos en 2017, alcanzó las 94 coronas e igualó al checo Ivan Lendl. Ya sólo tiene por delante los 109 de Jimmy Connors.

“No creo que pueda terminar número uno, pero si sigo jugando así, ¿quién sabe?”, señaló Federer. “Londres es mi prioridad, quiero ganar el Masters. Todo lo que llegue ahora es un bonus después de una gran temporada”, agregó.

El duelo N° 38 de la legendaria rivalidad fue similar a los últimos tres capítulos. Con Federer desplegando la táctica que tantos éxitos le está dando desde que volvió, tras seis meses parado por una lesión. El nuevo Federer juega encima de la línea de fondo, busca tiros ganadores una y otra vez, no da ritmo al rival y lo mueve de lado a lado. Cuando despliega ese tenis y está inspirado, es imparable. Y ayer lo sufrió Rafa.

Se acerca

el maestro

títulos de la serie Masters suma el suizo en su carrera profesional. Está a tres de Nadal y Novak Djokovic.

Datos

“El deporte no es muy difícil de analizar cuando alguien juega mejor que tú. Es la realidad. Él jugó demasiado bien”,
largó Rafael Nadal, luego del duelo número 38 contra el suizo.

Comentarios


Federer está en versión 2-0 y Nadal lo sufre