Fernández recibirá deudas por los subsidios al gas

Los pagos a las productoras por la Resolución 46 registran varios meses de atrasos. Desde la cartera de Energía aseguran que se acortará la brecha antes de dejar la gestión. El presupuesto para el 2020 prevé 540 millones de dólares.





La Resolución 46 impulsó el despegue de la producción de shale gas.

La Resolución 46 impulsó el despegue de la producción de shale gas.

La próxima gestión de Alberto Fernández recibirá una deuda pendiente con las petroleras a raíz del atraso que registran los pagos del plan de incentivos a la producción de gas no convencional de la Resolución 46.

Según se supo, los últimos pagos efectuados desde Nación no fueron homogéneo y en algunos casos a la producción de septiembre pero en otros el último giro abonó las sumas correspondientes a agosto.

Parte de esta deuda corresponde a las provincias en donde se encuentran los desarrollos subsidiados, Neuquén, Santa Cruz y Río Negro. Esto se debe a que, a diferencia de los anteriores planes Gas, la Resolución 46 considera a estos aportes como parte del precio y por ello el 12% se abona como regalías.

El secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, reconoció que “tenemos un par de meses de demora”, y agregó que “esperamos terminar el año más al día”.

En la presentación del balance de gestión de la cartera, Lopetegui explicó que “creímos que íbamos a terminar peor” en lo que hace al pago del subsidio. Y destacó que “lo mejor que podemos hacer es terminar el año lo más ordenadamente posible y con todo registrado”.

En ese sentido advirtió que al asumir la gestión de Cambiemos “recibimos medio punto del PBI sin registrar”, y señaló entre las deudas no documentadas los pagos del plan Refino Plus.

En lo que va del año, el nuevo Plan Gas de la Resolución 46 derivó en el pago de 16.804 millones de pesos, un poco más de los 28.700 millones de pesos que se presupuestaron para todo el año. Al momento de elaborar el presupuesto ese monto equivalía a unos 700 millones de dólares, pero con el paso de la devaluación los fondos disponibles para hacer frente a un costo fijado en dólares se licuaron.

Para el año que viene el presupuesto presentado por el saliente gobierno previó recursos por 34.062 millones de pesos para el programa, lo cual si bien implica en pesos un incremento del 42,7% sobre lo destinado para el 2019, en dólares, marca una caída del 22% dado que a la actual cotización representan solo 540 millones de dólares.

El gobierno de Fernández deberá hacer frente a los últimos dos años del plan que comenzó a abonarse en enero de 2018. Para el 2020 la norma garantiza a los desarrollos seleccionados un precio máximo de 6,50 dólares por millón de BTU, que para el 2021 descenderá a 6 dólares.

Sin embargo Lopetegui advirtió que a la hora de hacer frente a este incentivo, que fue el que permitió en buena medida el incremento de la producción de gas de Vaca Muerta, se deberá tener un especial cuidado en la determinación del precio del gas en boca de pozo.

Esto se debe a que el subsidio cubre la brecha entre el precio en boca de pozo y los 6,50 dólares para el año que viene, por lo cual si para mitigar el valor de las facturas de los usuarios de gas se baja el precio de boca de pozo, la diferencia a cubrir con el subsidio se incrementará proporcionalmente.


Comentarios


Fernández recibirá deudas por los subsidios al gas