Francisco pidió que “continúen los acercamientos” entre las Coreas y paz en Nicaragua

Lo dijo en su tradicional mensaje ‘Urbi et Orbi’



#

El papa Francisco dio su mensaje Navideño desde el Vaticano(Foto: AP )

El deseo de Navidad del papa Francisco es que haya fraternidad entre las personas de distintas religiones, razas o ideas, y exhortó al mundo a poner a un lado los “intereses partidistas” para encontrar una solución política a las guerras en Siria y Yemen y para los conflictos en Ucrania y la península de Corea.

Ante decenas de miles de turistas, peregrinos y romanos reunidos en la Plaza de San Pedro, Francisco dijo que el mensaje universal de la Navidad es que “Dios es un buen Padre y todos somos hermanos y hermanas”.

“Esta verdad es la base de la visión cristiana de la humanidad”, dijo Francisco en su tradicional mensaje ‘Urbi et Orbi’ (`A la ciudad y al mundo’).

“Que la Navidad fortalezca los vínculos fraternos que unen la Península coreana y permita que se continúe el camino de acercamiento puesto en marcha, y que se alcancen soluciones compartidas que aseguren a todos el desarrollo y el bienestar”, deseó Jorge Bergoglio.

El pontífice planteó también su preocupación sobre Venezuela y pidió que el “tiempo de bendición” de la Navidad le permita al país sudamericano “encontrar de nuevo la concordia y que todos los miembros de la sociedad trabajen fraternalmente por el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población”.

Francisco reconoció los avances que hubo en 2018 para bajar la tensión entre las dos Coreas, y que además de gestos bilaterales en favor del desarme, incluyeron una invitación no formal de Pyongyang al pontífice través del presidente surcoreano Moon Jae-in en octubre.

Este año, introdujo en su bendición un pedido especial por Nicaragua, tras la grave crisis social y política que sacude al país en medio de tensiones que han incluido persecuciones a miembros de la Iglesia.

“Que delante del Niño Jesús, los habitantes de la querida Nicaragua se redescubran hermanos, para que no prevalezcan las divisiones y las discordias, sino que todos se esfuercen por favorecer la reconciliación y por construir juntos el futuro del país”, pidió.

Desde el balcón central de la Basílica, Francisco renovó este martes los pedidos por seis focos de conflicto que aún persisten desde su mensaje del año pasado.

Así, pidió que la Navidad “haga posible que israelíes y palestinos retomen el diálogo y emprendan un camino de paz que ponga fin a un conflicto que desde hace más de setenta años lacera la Tierra elegida por el Señor para mostrar su rostro de amor”.

También deseó “que el Niño Jesús permita a la amada y martirizada Siria que vuelva a encontrar la fraternidad después de largos años de guerra”.

“Que la Comunidad internacional se esfuerce firmemente por hallar una solución política que deje de lado las divisiones y los intereses creados para que el pueblo sirio, especialmente quienes tuvieron que dejar las propias tierras y buscar refugio en otro lugar, pueda volver a vivir en paz en su patria”, agregó sobre la situación en el país asiático.

También dedicó un pensamiento a “Yemen, con la esperanza de que la tregua alcanzada por mediación de la Comunidad internacional pueda aliviar finalmente a tantos niños y a las poblaciones, exhaustos por la guerra y el hambre”.

“Pienso también en África, donde millones de personas están refugiadas o desplazadas y necesitan asistencia humanitaria y seguridad alimentaria”, planteó luego, renovando los deseos de sus últimos mensajes navideños.

“Que el divino Niño, Rey de la paz, acalle las armas y haga surgir un nuevo amanecer de fraternidad en todo el continente, y bendiga los esfuerzos de quienes se comprometen por promover caminos de reconciliación a nivel político y social”, reclamó para el continente africano.

En los deseos de Bergoglio estuvo también Ucrania, en medio de una suba de tensión entre el país europeo y Rusia, frente a la que el papa aseguró que “solo con la paz, respetuosa de los derechos de toda nación, el país puede recuperarse de los sufrimientos padecidos y reestablecer condiciones dignas para los propios ciudadanos”.

“Me siento cercano a las comunidades cristianas de esa región, y pido que se puedan tejer relaciones de fraternidad y amistad”, destacó Francisco.

Fuentes: Télam y AP.


Comentarios


Francisco pidió que “continúen los acercamientos” entre las Coreas y paz en Nicaragua