Fuerte pugna para captar a radicales díscolos

El centroderecha y "K" seducen al grupo Olavarría.

BUENOS AIRES.- Con el apoyo de un sector rebelde del radicalismo y otra grupo menor del peronismo, Ricardo López Murphy, líder de Recrear, se acerca un poco más a su pretensión de formar un «frente amplio» que presente batalla al duhaldismo y al kirchnerismo bonaerense en las elecciones legislativas de octubre. El problema es que el kirchnerismo también pugna por captar en un acuerdo al grupo Olavarría. Para ello ya tentaron a su máximo referente, el intendente de San Isidro Gustavo Posse. Quieren sacarle un respaldo a la candidatura de Cristina Fernández

Las nuevas adhesiones que sumó López Murphy tienen más valor simbólico que político-electoral: los radicales del Grupo Olavarría de la Tercera Sección, que el viernes comprometieron su apoyo con un acto en Esteban Echeverría, no ostentan cargos ni pueden garantizarle votos al economista, aunque sí una firme lealtad al proyecto.

Los peronistas de «La hora de los pueblos», pioneros en su apuesta por López Murphy, tampoco administran la cosa pública y sólo traccionarían como referentes de un sector indefinido de justicialistas de La Matanza, ligados en los 90 al ex gobernador Carlos Ruckauf.

Mientras tanto, la campaña del oficialismo «K», quiere que se plebiscite con un «sí» su gestión. Por ello teje, desteje, borda y emparcha hasta los más insólitos acuerdos con el único objetivo de «sumar».

Y para evitar la «resta» de votos, tampoco descarta la posibilidad de declararle una guerra frontal a su antiguo aliado, el jefe del gobierno porteño Aníbal Ibarra, un funcionario que quedó en vida latente tras el estrago de «Cromañón», y que no sólo proclama sin pudor que está atornillado y soldado al sillón de la jefatura porteña, sino que, según las encuestas que revelan las quejas de los vecinos, no atina a dar a la Ciudad una fisonomía vivible: hoy Buenos Aires, con la falta de regulaciones de todo tipo -comercios truchos, ausencia de inspecciones después de la persecución post Cromañón, anarquizada, es casi una pesadilla.

Por lo tanto Ibarra, un «piantavotos» hoy para el kirchnerismo, tiene que ser removido sea como sea.

 

Tiempo de definiciones

«Es muy difícil conseguir apoyo abierto de intendentes cuando saben que el gobierno los penaliza en lo económico», justificó una fuente de Recrear muy ligada al armado bonaerense de la campaña. López Murphy considera que se acerca el «tiempo de definiciones» entre los sectores aún indecisos de sus lealtades en octubre y eso incluye a los radicales del grupo Olavarría, cuyo máximo referente es el intendente de San Isidro, Gustavo Posse. Este radical díscolo, ferviente opositor al

liderazgo de Federico Storani y Leopoldo Moreau, está siendo seducido por el mismo presidente Néstor Kirchner y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, para que apoyen la candidatura de Cristina Fernández.

López Murphy no abandonará la pulseda por ganar los favores de Posse pero tampoco le ofrecerá al sanisidrense más de lo que vale: el norte del conurbano bonaerense, la zona con más ingresos per capita del país, no es un territorio que el economista deba ganar, por el contrario, allí tiene los votos asegurados.

López Murphy continuará su larga campaña -fue el primero en anunciar su candidatura en octubre del año pasado-, con profusión de recorridas e intervención en cuanto frente o debate se ponga en el camino.

Mauricio Macri pondrá la energía en la construcción de imagen, bajo la conducción del politólogo y publicista ecuatoriano Jaime Durán Barba, con poco roce con el electorado y menos aparición en debates con el resto de los candidatos.

En el espacio consideran que si Rafael Bielsa y Elisa Carrió son los candidatos que competirán con Macri, sustraerlo de los debates será una forma de preservarlo de una segura derrota con dos dirigentes de especial altura intelectual. «El es un estilista, yo soy un luchador», sintetizó López Murphy, al definir el perfil de su socio. (Télam y R.Central)

Notas asociadas: Para ahogarlo a Duhalde El gobierno le teme al choque de Moyano contra los «gordos»  

Notas asociadas: Para ahogarlo a Duhalde El gobierno le teme al choque de Moyano contra los «gordos»  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora