¿Fallaron los planos?

Una excavadora limpiaba un desagüe en la zona rural de Plottier y rompió un caño de gas que según los planos debía estar a 80 metros de profundidad, pero estaba a 20.

Plottier

PLOTTIER (AN).- La ciudad vio la repetición de una película de alto riesgo. Una vez más un caño de gas que se rompe y pone en vilo a los vecinos. Esta vez, fue en la zona rural, donde producto de las condiciones climáticas la fuga se transformó en una llamarada de unos cinco metros de altura, que obligó la intervención de dotaciones de Bomberos Voluntarios, operarios de Defensa Civil y del personal de Camuzzi.

Una excavadora de la Dirección Provincial de Recursos Hídricos, que realizaba trabajos sobre la calle por las lluvias, pinchó un caño de polietileno de la red de media presión, de 90 milímetros. Entre el organismo provincial y la distribuidora de gas se pasaron las culpas.

Claudio Pinatti, de la Dirección Provincial de Recursos Hídricos, indicó que el operario de la maquina realizó una maniobra “para que volviera el agua de la calle al desagüe. Él sabía que la cañería estaba, pero figuraba en los planos tapada por 80 centímetros y acá está a 20 centímetros”.

En este sentido el funcionario apuntó contra Camuzzi y remarcó que “les pedimos los planos (a la empresa) y los tenemos marcados en los planos (a los caños), pero éste (por el que se rompió) está prácticamente al ras de la calle”. En tanto desde la compañía evitaron polemizar pero reiteraron que todo está “ajustado a normativa vigente”.

El desperfecto se registró pasadas las 11 y pudo ser controlado en horas de la tarde. Afortunadamente no hubo lesionados y tampoco fue necesaria la evacuación, ya que el punto de conflicto se ubicó sobre la calle Candolle al 1500, a unos 80 metros de la zona más próxima con viviendas.

La fuga de gas se produjo porque una de las “uñas” de la pala “pinchó” el caño. Y, de acuerdo al protocolo, el operario abandonó la maquina y dio aviso para que se ponga en marcha el plan de contingencia diseñado para estos casos. Sin embargo las condiciones climáticas, por la abundante humedad, facilitaron que la rotura termine con un llamarada de grandes dimensiones.

“Se prende fuego por el arco voltaico de la red (eléctrica). Cuando se escapa el gas, entra en contacto con la humedad y justo por eso se prende la cañería sino no hubiese habido problemas”, explicó a este medio Pinatti. Si bien la provisión de gas no fue interrumpida, el sistema eléctrico si estuvo suspendido por algunas horas en el sector.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora