Cultura + Show

“Game of Thrones”: el deber antes que el amor

"Game of Thrones" terminó, después de ocho exitosas temporadas. Como suele ocurrir con las grandes series, el final fue polémico y los fanáticos quedaron divididos. Qué pasó en el sexto y último episodio de la mejor serie de la televisión. ALERTA SPOILERS

Como en todos los finales de las grandes series (que no son tantas), las aguas están divididas.
La mitad de los fanáticos seguidores de la mejor serie de la tevé, quedaron decepcionados. Pero hay motivos más que suficientes para entender que no había otro posible.

“Game of Thrones” terminó allí donde todo comenzó, con los Starks como protagonistas. Pero la manada de lobos quedó dispersa.

ALERTA SPOILERS

#

Después del salvaje incendio de Desembarco del Rey con el que terminó el capítulo 7 de la octava temporada, sólo hay cenizas. Tyrion, Jon y Ser Davos caminan entre los escombros y los muertos que dejó la furia de Daenerys.

Tyrion se separa del grupo. Y aunque Jon le advierte que mejor vaya acompañado, la Mano de la Reina prefiere ir solo a ver los escombros de la que alguna vez fue su casa. Lo que quiere comprobar es si su hermano, Jaime, logró huir junto a Cersei, tal como él quería. Pero lo que encuentra es lo que todos ya sabíamos, los hermanos Lannister yacen juntos bajo una pila de escombros. Y Tyrion llora. No sólo porque “el único que no lo trató como un monstruo” ha muerto sino porque su reina lo ha decepcionado por completo.

No es el único decepcionado. También Jon se da cuenta de la locura. En su caminata se encuentra con Arya (él no sabía que su hermana menor había ido hasta la capital, a matar a Cersei), y le pide que se quede afuera, que el se va a ocupar de todo.

Pese a las ruinas, las cenizas, la nieve que comienza a caer y el fuego, Daenerys ya está lista para gobernar. Los inmaculados y los Dothrakis ya están formados para aclamarla Reina de los 7 reinos. Y ella, desde lo alto, les habla a todos; les agradece esta victoria.

#

Tyrion se acerca desde atrás. Ella, escoltada por Drogon, le recrimina que haya liberado a su hermano. “Me traicionaste”, le reprocha. Pero él no se inhibió. Ella quemó toda la ciudad aunque las campanas sonaron en señal de rendición. Y para que quede claro que él ya no apoya su accionar, Tyrion se quita el prendedor de la Mano de la reina que ella misma le había dado en señal de confianza y lo arroja. Inconmovible, ella pide que lo apresen.

Jon lo va a visitar a su prisión. Y en ese diálogo está la clave de lo que ocurre más tarde en el capítulo final.

Hay veces que el deber es la muerte del amor”

Tyrion

Tyrion volvió a ser el sensato Tyrion. Y Jon entiende cuál es su misión. El personaje sufrido de “Game of Thrones” deberá seguir sufriendo siempre. Su misión es la justicia, cuesta lo que cueste, aúnque sea su soledad.

Cuando entra a la sala del trono, completamente en ruinas, encuentra a Daenerys posando su mano sobre el trono, en una situación muy parecida a aquella visión que tuvo en el templo de los Eternos.

 “Has matado a la ciudad, quemaste niños pequeños“, le grita Jon, esperando que su reina vuelva a ser quien era. Pero ya no quedan rastros de aquella Daenerys.

Esta nueva Daenerys no se conmueve con los muertos, y está convencida de que es ella la única que distingue entre el bien y el mal, y la que sabe qué elegir.

“Construye el nuevo mundo conmigo”, le pide Daenerys

“Eres mi reina ahora y siempre”, le contesta él, antes de besarla, y clavarle el puñal que la mata.

Es el deber antes que el amor.

Están solos en la sala, salvo por Drogon que aparece en escena ante la muerte de su madre. La escena es conmovedora. Y temible. Pero Drogon entiende que quien mató a su madre no fue Jon, sino ese trono fundido con miles de espadas, así que toda la furia de su fuego va dirigida al trono. Así, no será de nadie.

El dragón toma a Daenerys y se va con ella.

Todos aquellos que sobrevivieron, compartirán la decisión de cómo queda el mundo después del final. Gusano Gris trae a uno de sus dos prisioneros, Tyrion, para decidir qué harán con él. Gusano Gris quiere su muerte, pero el resto, quiere oírlo.

Y Tyrion, propone lo que nadie imaginaba hasta aquí: que “Bran el roto”, (el Cuervo de los Tres Ojos”), sea el Rey. Por qué?, porque es el que tiene la mejor historia, y sobre todo, porque es la memoria. Es el que sabe todo lo que ocurrió y lo que ocurrirá.

Nadie se opone. salvo Sansa que se mantiene independiente y reina del Norte. Le asegura a su hermano que siempre le será leal, pero que el Norte se mantendrá bajo su reinado, al margen de los otros seis reinos.

¿Es sorpresivo? Si. ¿Inesperado? Absolutamente. Los fans seguirán discutiendo desde este día, hasta el final de los días. Pero es el nuevo comienzo. Ya no hay trono de hierro.

Y los Starks, esos que comenzaron la saga, en su casa de Invernalia, son ,os encargados de cerrar esta historia. Sansa, el personaje que mejor creció, la que soñó con la corona, tendrá la suya. Será la Reina del norte. Arya, que sonó siempre con su libertad, será libre y dueña de si misma. Se irá en barco a descubrir todo lo que hay al este de Westeros. Tyrion, el sabio Tyrion, será la mano del nuevo rey, Bran el roto

Y Jon, el hombre sufrido y justo, volverá al Muro. Pero su guardia ha terminado. Su destino será junto a aquellos hombres que lo quisieron y junto a quienes descubrió el amor. La última escena de Game of Thrones se parece mucho a la primera, con la que abrió esta maravillosa historia, cuando algunos cuervos negros salen a investigar qué hay más allá del Muro.

Sólo que en aquel momento lo que encuentran es la muerte en manos de los caminantes Blancos.

Ahora, Jon Snow o Aegon Targaryen se va con los salvajes. Grandes, niños, hombres y mujeres.

Pero no hay muerte de aquel lado. Hay esperanzas.

Para los que se quedaron con ganas de más

El domingo 26 de mayo a las 22hs estrenará GAME OF THRONES: THE LAST WATCH.

A lo largo de dos horas, este documental relata cómo fue la filmación de la última temporada y lo que significó, tanto para los actores como la produción de la aclamada serie, tener que despedirse del mundo que crearon durante ocho temporadas.

GAME OF THRONES: THE LAST WATCH cuenta con la dirección de Jeanie Finlay y la producción ejecutiva de David Benioff., D.B. Weiss y Bernadette Caulfield.


Comentarios


Más Especiales

"Game of Thrones": el deber antes que el amor