“Generan ciudadanos de segunda”



NEUQUÉN (AN).- El fichaje de las personas que ejercen la prostitución junto a la guía de casas de masajes que ha desarrollado la Policía es un práctica ilegal, contradictoria respecto del Código de Faltas y además discriminatoria porque carga las tintas sobre la prostitución marginal y no sobre la vip, según entiende el abogado Gustavo Vitali, que es defensor público con competencia para actuar ante la Corte Interamericana. “No estoy de acuerdo con que la Policía tenga registro de datos de las personas que ejercen la prostitución, salvo que haya sospechas fundadas como para actuar. Pero de ahí a tener fichada a toda la gente hay un largo paso, porque este control policial sobre un sector de la población parece discriminatorio”, consideró. “En todo caso -añadió- ¿por qué no controlan a otros sectores? Así están generando una suerte de ciudadanos de segunda categoría”, explicó Vitali. El defensor público interamericano entiende que la prostitución debería “ser reglamentada, esto permitiría un mayor control del estado principalmente sobre la salud pública”. “Si bien esta actividad está penalizada en el Código de Falta por otro lado me parece ilegítimo penalizarla porque avasalla el derecho que tiene toda persona adulta de elegir el tipo de vida que quiera llevar”. Consideró además que “el Estado no tiene ninguna legitimidad en esto. Al meterse lo hace ilegítimamente vulnerando la libertad sexual de la gente que tiene el derecho de disponer de su propio cuerpo a voluntad”. Aclaró que este precepto se aplica cuando se habla “de personas adultas, no de menores y los que usan a los menores que es una actividad prohibidas”. “El poder del Estado es totalmente discriminatorio porque persigue la prostitución callejera o las casas de masajes pero no la prostitución fina que se maneja en los grandes hoteles que nunca fue perseguida. Este problema tiene que ver con la selectividad del Estado que persigue siempre a los más pobres y marginales”, concluyó el abogado.


Comentarios


“Generan ciudadanos de segunda”