Gobernadores le ponen límites a Kirchner



#

Das Neves afirmó que "Kirchner no arma listas, las decide cada gobernador".

BUENOS AIRES.- Gobernadores y jefes del PJ de varias provincias, en su mayoría ligadas al agro, pusieron límites al ex presidente Néstor Kirchner en el armado de listas para las elecciones legislativas de octubre y acordaron como condición para mantener su apoyo al gobierno “provincializar” la estrategia electoral. Así lo hicieron saber mandatarios que en las últimas semanas pasaron a ver a Kirchner por la residencia presidencial de Olivos, entre ellos, el cordobés Juan Schiaretti y el chubutense Mario das Neves, a los que se sumó ayer el mandatario de San Juan, José Luis Gioja.

“Cada distrito va a fijar su estrategia electoral, todos los gobernadores trabajamos para que se haga nacionalmente una buena elección y esta ayuda al campo que anunció ayer la presidenta está en línea con esto”, afirmó ayer Gioja.

Estos tres mandatarios se sumaron así a los reclamos formulados antes por el senador y ex gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann; el ex gobernador y titular del PJ entrerriano Jorge Busti y el gobernador Juan Manuel Urtubey (Salta), de provincializar la elección de octubre ante la pérdida de imagen positiva del gobierno nacional, tras el largo conflicto con el campo.

El lunes, luego de participar de un acto en la residencia de Olivos, donde la presidenta Cristina Fernández declaró la emergencia agropecuaria nacional, voceros de Schiaretti aclararon que en una reunión posterior con Kirchner, el gobernador dejó en claro que “ésta es una elección distrital en la que se plebiscita el gobierno peronista de Córdoba”.

Schiaretti aclaró a Kirchner que seguirá reclamando la baja en las retenciones al agro y su defensa del sector agropecuario.

“Kirchner no arma las listas, eso lo decide cada gobernador, yo me voy a poner al frente de la campaña en mi provincia”, dijo Das Neves el lunes por la noche tras el acto con la presidenta y luego de reunirse con Kirchner en Olivos. (DyN)


Comentarios


Gobernadores le ponen límites a Kirchner