Paralizan las obras del hospital y la terminal de Bariloche en reclamo del bono de 60.000 pesos

La empresa que ejecuta los dos trabajos es Roque Mocciola S.A. Son 126 trabajadores afectados. Hay otras constructoras que abonaron la suma asignada por el Gobierno.

La empresa que construye la nueva terminal de ómnibus y la ampliación del hospital zonal Ramón Carrillo de Bariloche se negó a pagar el bono especial de 60.000 pesos en dos cuotas que dispuso el gobierno nacional y los trabajadores iniciaron hoy una medida de fuerza hasta que les depositen ese adicional.

El secretario general de Uocra Bariloche, Nicanor Espinosa, dijo que el paro responde a la negativa de la firma Mocciola SA a abonar el beneficio decretado por el gobierno para mitigar los efectos de la inflación sobre el salario de empleados públicos y privados, con la indicación de liquidarlo en dos cuotas de 30 mil pesos, en septiembre y octubre.

El dirigente dijo que otras contratistas de obra pública lo pagaron sin problemas, pero la empresa que tiene a su cargo la obra del hospital (que está en su fase final) y también la terminal, ambas por cuenta y orden de la provincia, sigue sin responder a la expectativa de los trabajadores.

Hicieron una propuesta de pagar en cuatro cuotas de 15.000, pero no cumplieron con todos, así que hoy se inició el paro, hasta que paguen los 30 mil”, sostuvo Espinosa. El conflicto abarca a 126 trabajadores, de los cuales 102 se desempeñan en la obra del hospital.

El jefe de la Uocra señaló que el retaceo del bono fue “el detonante”, pero la mala relación con la empresa tiene también otros capítulos, que incluyen al menos una decena de audiencias en la secretaría de Trabajo, frustradas en su mayoría porque Mocciola “no se presenta, manda descargos por escrito o manda a algún abogado sin capacidad de decisión”.

Según Espinosa, en ese ámbito han formulado planteos por malas liquidaciones de salarios, entrega tardía de los recibos y por el no pago de adicionales por trabajo en altura, por trabajo con hormigón y por desgaste de herramientas, “que están previstos en el convenio colectivo”.

Señaló ante una consulta puntual, que muchos obreros trabajan con sus propias herramientas, como martillos y tenazas, “porque la empresa no las provee”, pero debe pagar un plus por ese aporte del trabajador.

Espinosa dijo que las omisiones de las empresas constructoras, por ejemplo, en el no pago del bono otorgado por Nación trascienden con rapidez porque “los trabajadores están comunicados entre ellos”, de modo que el enojo cunde de inmediato cuando no hay un trato parejo. Esa situación, dijo, fue la que precipitó el paro.

También refirió que Mocciola alegó la falta de pago por parte del Estado para reconocer el bono de 30 mil pesos este mes, y otro igual en octubre. Pero a juicio del gremio, no es atendible esa excusa y deben cumplir con los trabajadores.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios