¿Habrá otros Mandelas?

El Nobel de la Paz chino es quien más se asemeja.



#

Los restos del líder negro sudafricano llegaron a su pueblo de Qunu, donde hoy será enterrado.

AP

PARÍS.- No sabemos si habrá algún día otro Mandela, pero lo cierto es que disidentes y movimientos de resistencia se han apropiado de la herencia del icono de la reconciliación basándose en trayectorias políticas regidas por la valentía y el sacrificio. Christopher Hughes, de la London School of Economics, baraja el nombre del premio Nobel de la Paz chino Liu Xiaobo porque considera que es quien mejor encarna una figura contemporánea de Mandela. “Hay parecidos. Está encarcelado y es un preso de conciencia”, afirmó Hughes. “Pero Mandela representaba evidentemente a la mayoría negra en Sudáfrica mientras que en el caso de Liu es más difícil decir si representa a una mayoría”. “Los críticos dicen que es un intelectual y que está desconectado de la vida real de la gente”, añadió. La birmana Aung San Suu Kyi, que pasó muchos años detenida, se ganó el apodo de la “Mandela de Asia”. Esta premio Nobel de la Paz, al igual que Mandela, se ha sacrificado tanto como el héroe sudafricano, al permanecer detenida mientras su marido moría de cáncer en Londres. “La dama de Rangún” recobró la libertad y es actualmente diputada en un país con un horizonte político más despejado aunque el ejército sigue llevando las riendas del poder. A su salida de la cárcel, Mandela se convirtió en un héroe más allá de las divisiones étnicas de Sudáfrica, pero a Suu Kyi se la acusa de no hacer lo suficiente por la minoría musulmana Rohingya. Los palestinos querrían por su parte que el mundo considerara a Marwan Barghuti, quien lleva once años en la cárcel, como su Mandela nacional. Condenado por Israel a cadena perpetua por su implicación en ataques sangrientos, Barghuti fue uno de los líderes de la segunda intifada (2000-2005). Desde la cárcel Barghuti escribió una carta en la que recuerda unas palabras de Mandela: “Nuestra libertad es incompleta sin la libertad de los palestinos”. “Desde mi celda les digo que nuestra libertad parece posible porque han conseguido la suya. El apartheid no ha vencido en Sudáfrica y no vencerá en Palestina”, escribió en la carta. Pero una gran parte del mundo estima que no se puede comparar el trato dispensado por los israelíes a los palestinos con el de la mayoría negra durante el régimen del apartheid (segregación racial). (AFP)


Comentarios


¿Habrá otros Mandelas?