“Hemos perdido la mística de ser de Neuquén”

En los últimos tres años “todas fueron derrotas”, afirmó.

Yamil Regules

NEUQUÉN (AN).- “La verdad que no puedo decir que a lo largo de los últimos tres años hayamos tenido un logro, son todos fracasos: la zona comercial es un caos, la energía es carísima, las ventas han bajado y acciones como el ‘shopping a cielo abierto’ quedaron en la nada”.

La sinceridad brutal es del presidente de la cámara Acipan, que agrupa a más de mil comerciantes y pequeños empresarios locales.

Battaglia no acusa a nadie y admite que pueden haber habido fallas de la cámara pero, de cualquier manera, el resultado es uno solo: “hemos perdido la mística, el orgullo de trabajar en Neuquén y de estar a la cabeza de la mayoría de las iniciativas. Hay que trabajar para recuperarlo.

Battaglia explica que los máximos beneficiados por este proceso que “parece no tener fin” son las grandes superficies: “si vas al portal (shopping) estacionás sin problemas, tenés seguridad y caminás sin que nadie te moleste”.

–¿Qué pasa en el centro?

–Es imposible hacer eso en la zona comercial de Neuquén, sobre todo en el bajo. No encontrás dónde dejar el auto, si lo lográs, sos rehén de los lavacoches: si no lo lavás te ofrecen cuidarlo y si no aceptás te lo pueden rayar. Si bajás tenés vendedores en la veredas, las veredas llenas de agua y listo, qué animo te queda para comprar o pasear por el centro. Que no parezca esto que es una denuncia con los chicos o las familias que trabajan de esto, porque son algunos y no todos los que pueden hacer algo malo. Lo que quiero decir es que uno termina siendo rehén de la situación.

–¿Qué acciones cree que se podrían tomar?

–La verdad que no lo sé y no digo que sea fácil, lo que hago es describir una situación real. Hemos hablado con el intendente, hemos caminando con él, se han buscado soluciones pero nada funciona. Con los lavacoches sabemos que están trabajando. Hay un chico con muchas buenas intenciones (Hernán Ingelmo) haciéndolo pero no vemos que siquiera se logre acotar este problema. Sería fantástico que los lavacoches tengan un lugar en la actividad formal. Neuquén es un caos.

–¿Cuáles son los fracasos?

–En 2008 se modificó el criterio para el cobro de la licencia comercial con una ordenanza que obliga a los comerciantes a pagar de acuerdo a los ingresos. Es decir, dejó de ser una tasa, que se puede cobrar por ejemplo, contabilizando la superficie cubierta, para transformarse en un impuesto. En 2009, la provincia elevó un 50% Ingresos Brutos y además incorporó a actividades que estaban exentas de esa imposición. Y para completar, una iniciativa que parecía interesante, como lo era el shopping a cielo abierto, terminó siendo nada, ya ni siquiera nos reunimos. Habían ideas buenas como unificar veredas, disminuir la contaminación visual, darle otra presentación a los comercios…en fin objetivos realizables que contaron incluso con un decreto del Ejecutivo y el apoyo del Colegio de Arquitectos que fue el primero que se fue porque no veía que pudiera andar. Ojo, no digo que no seamos también responsables.

–¿Se han ido comercios?

–Algunos, aquellos que prestan servicios o son proveedores, se fueron a Centenario o Cipolletti donde, por ejemplo, no tienen que pagar lo que acá pagaban por licencia comercial.

–¿Qué hace falta, además?

–Falta facilitar, embellecer, darle comodidades al cliente.

–¿Bajó mucho la actividad?

–Desde 2008 que no vemos que la cosa mejore. Sí ha aumentado la cantidad de vendedores ambulantes: delante de cada negocio tenés a los vendedores de CDs, al lado al de churros y más allá al de las alhajas. Y en el cordón a los lavacoches. Eso sí, los impuestos tenés que tenerlos al día. Se ha producido un amesetamiento y con la inflación parece que hemos mejorado. En realidad en volúmenes estamos igual. No nos hemos recuperado de la baja que ha tenido en los últimos años la actividad hidrocarburífera.

–¿Tienen números?

–No manejamos cifras, lamentablemente. Si es por números puede ser que estemos mejor que el año pasado, pero eso es porque todo está más caro.

–¿Se invierte en Neuquén?

–Ese es el punto, no hay clima para invertir, por todo lo que le describía. La gente no se anima. Tomar gente también es complicado y así como escucho que no se consigue trabajo no se encuentra personal calificado.

ENTREVISTA: JUAN CARLOS BATTAGLIA, PRESIDENTE DE ACIPAN

Leonardo Petricio


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios