Historia de una heroína cercana

“Retrato de María” se basa en la vida de una familiar del escritor.

El escritor chileno Jorge Edwards ya concluyó su próxima novela, “Retrato de María”, en la que narra la historia de una familiar lejana que aprovechó su trabajo de enfermera en un hospital del París ocupado por los nazis para salvar la vida de bebés judíos. “Estoy haciendo la última corrección. En el avión trabajé cuatro horas en esta novela, la tengo aquí”, dijo Edwards a la agencia DPA en Miami, donde este domingo pasado fue protagonista en la inauguración de la Feria Internacional del Libro de la ciudad estadounidense. Edwards, de 82 años, sacó de su bolsillo el pen-drive en el que guarda la historia de María, una especie de Oskar Schindler chilena, protagonista real de una novela en la que el escritor, Premio Cervantes de 1999, incluye también elementos de ficción. “Se basa en un personaje que existió y es reconocido, cuyo nombre está en el Muro de los Justos de Israel como persona no judía que salvó a niños judíos y que arriesgó su vida”, dijo Edwards sobre su familiar. “Ha sido un trabajo apasionante”, afirmó el escritor tras año y medio dedicado a la novela por la que dejó en espera su trilogía de memorias, de la que ya se publicó el primer libro, “Los círculos morados”. “Está hecho como novela, no tengo tiempo de averiguar toda la historia. Como una novela que se basa en personajes reales. El autor toma unas libertades”, dijo a DPA sobre el libro centrado en María Edwards, una amante de la literatura algo frívola que decidió quedarse en el París ocupado. Cuando llega la Segunda Guerra Mundial, acepta la invitación de una familia judía para trabajar en su hospital. “En el año 42 empiezan las grandes redadas de judíos en París. En su propio trabajo ve cómo la Gestapo se lleva tras parir a las madres judías y a sus bebés a las cámaras de gas. Las madres le dicen a María: ‘Salva a mi niño’”. Entonces, la protagonista se las ingenia para sedar a los bebés, sacarlos a escondidas del hospital y salvarles la vida hasta que la Gestapo la detiene y la tortura. La rescatará el almirante alemán Wilhelm Canaris, jefe de la inteligencia militar alemana. “Está históricamente comprobado que Canaris estuvo en Chile en la Primera Guerra Mundial como joven oficial de un barco alemán que, rodeado de los ingleses en el Mar del Sur, fue hundido por su tripulación”. Canaris se refugió en Chile y conoció a la familia de María, cuya vida salvará: “Se la pide a la Gestapo con el pretexto de interrogarla y la deja en su casa”. María Edwards regresó en 1960 a Chile arruinada tras dejar sus ahorros en manos de los niños que salvó. Edwards tenía una “vaga noción” de la historia de María, pero profundizó en ella con la ayuda de una bisnieta de la heroína. “Me han visitado alguno de los niños salvados, que tienen ahora 70 y tantos años”, afirmó el escritor sobre una historia que definió como de “largo aliento”. El escritor chileno ya tiene avanzado su segundo volumen de memorias, en el que contará sus encuentros en París con Mario Vargas Llosa y Julio Cortázar, entre otros. (DPA)

El autor chileno cuenta, con muchas libertades, la experiencia de una enfermera que salvó a bebés judíos en la Segunda Guerra Mundial.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios