Humanos y chimpancés, casi hermanos

Un estudio señala que comparten el 96% del ADN.



Los humanos comparten con los chimpancés el 96 por ciento del ADN, según los resultados de la primera comparación profunda del genoma de ambas especies, publicados en la más reciente edición de la revista científica británica Nature.

Este estudio ayudará a comprender qué diferencia a ese tipo de primates del hombre, escribieron en la revista científicos del Instituto Nacional de Salud (NIH) y el Instituto de Investigaciones sobre el Genoma Humano (NHGRI) de Estados Unidos.

Mediante la comparación del genoma de ambas especies, los expertos confirmaron que humanos y chimpancés se parecen 10 veces más que las ratas y los ratones y son 60 veces más semejantes que los ratones y el hombre.

 

Clint

 

En el estudio, se utilizó la secuencia genética de un chimpancé llamado Clint y en

contraron que esos animales tienen en común con el hombre el 29 por ciento de las proteínas.

Sin embargo, hay diferencias genéticas marcadas producto de la duplicación, proceso mediante el cual se copian segmentos del código genético. Los científicos basaron esa afirmación en el análisis de 20.000 bases del ADN de esos primates y confirmaron que el 2,7 por ciento de las diferencias en el genoma de ambas espacies es producto de los procesos de duplicación genética.

De acuerdo con el estudio, hasta el 4 por ciento de las diferencias entre los humanos y esos mamíferos son producto del proceso evolutivo.

La investigación de las partes duplicadas en los humanos arrojó que ciertos genes están vinculados con enfermedades como la atrofia muscular espinal o el síndrome Prader-Willi, inexistentes en los chimpancés.

A lo largo del proceso evolutivo, tanto los genomas del ser humano y como los del chimpancé han sufrido mutaciones superiores a las ocurridas en ratas, ratones y otros tipos de roedores.

El estudio señala que algunos genes que se desarrollan más rápido en humanos que en chimpancés han tenido mutaciones drásticas en el hombre.

Otros genes involucrados en los procesos inflamatorios no se encuentran en los chimpancés y sí en los humanos, lo cual explica por qué las respuestas orgánicas son distintas en ambas especies.


Comentarios


Humanos y chimpancés, casi hermanos