Identificó uno por uno a los periodistas

La obsesión de Moreno por la labor de la prensa lo llevó a tomar lista para conocer quiénes eran los periodistas que lo aguardaban en el cuarto piso de los Tribunales Federales de Comodoro Py. “¿Tomaste nota de cada uno?”, consultó a un ladero a la salida del juzgado, quien apuraba las anotaciones del nombre, apellido y medio al que pertenecía cada cronista. “¿Otro más de Clarín”, bromeó Moreno. Sin embargo, el asesor apenas había anotado a uno solo y terminó pidiendo las tarjetas personales de todos los presentes. De buen humor, el secretario de Comercio luego preguntó si tenía “derecho a averiguar o no”, ya que, sostuvo, “en el código de ética está (sic) que ustedes tienen que presentarse”. Luego, sin contestar ninguna pregunta, entregó a la prensa una copia de “parte del material que le di al juez… que son las denuncias penales que oportunamente hice, en un formato muy similar a lo que se investigó en Londres y terminó en condenas sobre cómo se intentaba manipular la tasa LIBO”. Al llegar a los Tribunales, por la mañana, Moreno había bajado la ventanilla del auto para que le saquen fotos y hasta bromeó con un reportero. “Ya me sacaste como 40 fotos. Vos debes ser de Perfil porque te pagan por foto”, le dijo sonriente a un fotógrafo. “¿Ya trabajaron todos? Gracias chicos, hasta luego”, se despidió.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios