"Inconcebible", la serie que muestra dos maneras de investigar una violación

La miniserie de Netflix, sobre casos reales ocurridos en los Estados Unidos, es una excelente manera de ver cómo funciona el sistema y de la diferencia -enorme- que implica creerle a la víctima.



En agosto de 2008, Marie Adler tenía 18 años y dormía en su habitación cuando un hombre con pasamontañas entró, la ató, la violó y le sacó una foto.
Si eso ya es horroroso, lo que sigue no es mejor: primero un policía, luego el jefe y más tarde un asistente, le hacen repetir -una y otra y otra vez y luego escribir- lo que ocurrió.
Sin contar más que lo necesario, a Marie terminan acusándola de falso testimonio.


La historia -real, cruel- que protagoniza la joven Kaitlyn Dever, es un excelente y necesario ejercicio para constatar cómo funciona el sistema cuando no hay política de género que acompañe a las víctimas. Y cómo sí funciona cuando lo hay.

El hecho fue el tema de un artículo periodístico (”Una increíble historia de violación”, escrito por T. Christian Miller y Ken Armstrong), publicado en 2015, que en 2016 ganó el Pulitzer y ahora llega a Netflix, en 8 capítulos y bajo el título de “Inconcebible”.


Pero la historia no se centra sólo en Marie. Tras ese arranque, la cámara sigue a otra víctima de un ataque sexual, que ocurre en otro estado norteamericano. Allí, la que lo investiga es la teniente Duvall, que habla con la joven abusada respetando sus tiempos, sin juzgarla, acompañándola. El contraste es notable.
Empecinada en encontrar al culpable, Duvall se de cuenta de que está buscando a un violador serial, y se asocia con su colega Grace Rasmussen (Toni Collette).

Aunque el tema es durísimo, la serie sabe manejar la angustia. Y su enorme mérito es mostrar de un modo sutil, sin subrayados, que  las violaciones son diferentes al resto de los delitos, y que en ellas, la credibilidad de la víctima - a diferencia de un robo, por ejemplo- suele ser puesta en duda.

La dupla femenina de policías es un gran acierto de la producción. Son opuestas en sus creencias, pero se respetan y a las dos las mueve el mismo y obsesivo deseo: encontrar al violador.


Con sólo 8 capítulos, “Inconcebible” es una excelente miniserie que pone de relieve la importancia de creer, de escuchar, de acompañar. Y demuestra que a veces, la mayoría de las veces, eso -creer-, hace una enorme diferencia.


Comentarios


"Inconcebible", la serie que muestra dos maneras de investigar una violación