'Indiecito' a la vista

Santiago Solari habla de su nueva convocatoria.



Santiago Solari tiene un ángel especial y una predisposición inusual para ser una estrella que se codea con los mejores futbolistas del mundo y que vive en un ambiente acostumbrado a los hoteles cinco estrellas. Ni un poco de vanidad hay en su semblante de buen muchacho. “Cuando te convocan a la Selección es siempre muy especial y cada llamado es distinto al anterior. Uno se lo toma siempre con la ilusión de un chico, más allá de dónde esté jugando o en qué club”, cuenta el volante que hace siete años vive en Madrid, donde jugó dos temporadas en el Atlético y las últimas cinco en el Real. “¿Cómo estoy? Contento, ilusionado, con ganas de jugar y de que vayan las cosas bien en este nuevo ciclo y… vamos, eso”, cierra la frase el “Indiecito”, empleando una típica expresión española. “Son muchos años en Madrid y se me pegan palabras, pero en la esencia somos lo mismo”, aclara con naturalidad.

– ¿Cómo es retornar a la selección con otro entrenador?

– Uno vuelve a la selección más allá del nombre del entrenador. Por supuesto que venir depende de tu rendimiento pero también de que el entrenador te tenga en sus planes. Nunca participé de los juveniles así que no lo conozco a Pekerman. Igual, siempre se extraña. Uno está pendiente de las citaciones.

– ¿Con qué rival pensás encontrarte?

– Uno mucho más preparado que en otras Eliminatorias y que lo ha venido demostrando durante todo el torneo. No es la misma Venezuela que en otros años.

– ¿Cuántas cosas cambiaron desde tu debut en River y el Real Madrid?

– Y… pasaron muchos años. Uno madura en la vida y como futbolista. Te toca vivir distintos momentos y situaciones con lo cual se aprende muchísimo.

– Al no ser titular, ¿no te tienta irte a otro club?

– Pasa que a final de año, cuando se hace el balance, termino jugando muchos más partidos que los que decían que iban a ser titulares. Por lo tanto me siento titular. Después de cinco años, 200 partidos, siete títulos en el Madrid, la verdad que no me puedo quejar de cómo me fue.

Solari vive un romanticismo con el hincha del Real, que el último domingo lo ovacionó en reconocimiento por su destacada actuación en la Copa del Rey, donde el miércoles convirtió los dos goles que le dieron la clasificación a su equipo para los octavos de final. “Cuando me tocó entrar y el público… el público del Bernabeu -enfatiza- , que es muy exigente, empezó a gritar mi nombre, fue uno de los momentos más lindos de mi carrera”, se emociona el zurdo de 28 años que tiene a U2 entre sus grupos preferidos.

– ¿Se genera mucha fantasía alrededor de los Galácticos?

– Es un vestuario normal, con mucha variedad de nacionalidades y buena gente. La formación de los grupos humanos pasan precisamente por las personas. Y las personas no dejan de ser iguales en todas las partes del mundo. ¿Galácticos? Esas son calificativos que pone la prensa, que nunca se buscan ni salen desde adentro. Es más, muchas veces nos juega en contra esa publicidad. Porque cuando jugás contra cualquiera, todos te quieren bajar de un lugar donde vos no te pusiste.

– ¿Hay algo que extrañes?

– Se extraña la música de la cancha, los gritos, las peleas entre hinchadas, porque allá el local copa el 99 por ciento de la cancha. No sé si voy a volver, es difícil hablar sobre hipótesis. Más cuando siento que todavía me queda mucho tiempo allá.

Juan Ignacio Pereyra (ABA)


Comentarios


'Indiecito' a la vista