Internaron en el Borda al atacante de Adrián Suar

Declaró ayer y la jueza lo declaró inimputable. Ante la magistrada se mostró como un enajenado.

El joven fue retirado ayer de los Tribunales y trasladado al hospital neuropsiquiátrico Borda por orden de la jueza.
BUENOS AIRES (DyN).- Damián Peña, el joven de 25 años que intentó apuñalar al actor y productor Adrián Suar, fue declarado «inimputable» y por lo tanto sobreseído por la justicia y enviado al Hospital Borda, donde quedó internado y sometido a tratamiento psiquiátrico.

Según señalaron fuentes del caso, la jueza María Laura Garrigós de Rébori, tomó la decisión luego de las observaciones de los primeros médicos que atendieron al muchacho y de presenciar cómo se mostró el detenido durante la indagatoria.

Es que, según los voceros, el joven habría estado «enajenado de sí mismo» cuando se sentó frente a la jueza mientras le tomaban la declaración. Así, la jueza dispuso que el joven quede internado en el hospital neuropsiquiátrico y trasladó las actuaciones a la justicia civil, donde se determinará de qué modo se sigue con la atención psíquica y personal del sujeto.

Si bien las fuentes señalaron que ahora la jueza seguirá la causa para esclarecer de qué modo ocurrió el incidente, técnicamente el caso parece haber quedado cerrado.

Para colaborar con esas actuaciones, Suar se dirigió ayer a la mañana a los tribunales donde declaró ante los instructores, a quienes les entregó la cinta con la grabación de las cámaras de seguridad montadas en la entrada de Pol-ka, donde se registró la agresión, dijeron allegados al productor.

Todo ocurrió el lunes por la tarde, cuando Suar, gerente de programación de Canal 13, llegaba a su productora Pol-ka, en avenida Córdoba y Jorge Newbery, en el barrio porteño de Colegiales, y un hombre se le acercó imprevistamente y lo amenazó con un cuchillo casero tipo «Tramontina».

Un custodio, identificado como un suboficial de la Policía Federal llamado Rodolfo Polke, que había ido a buscar a Suar al Aeroparque, advirtió rápidamente lo que pasaba y alcanzó a frenar al joven, sacarle el cuchillo y mantenerlo reducido hasta que personal de la comisaría llegó a Pol-ka para arrestarlo. Mientras esperaban, Suar se acercó para preguntarle al agresor «por qué», pero el joven no le contestó. «Pensé que me quería abrazar», comentó más tarde el propio Suar, pese a que después tuvo que entender que «evidentemente el fin era matarme».

El muchacho, identificado como Damián Peña, de 25 años, vivía sólo a cinco cuadras de Pol-ka y había sido visto en la zona varias veces, e incluso habría tenido días pasados un altercado con un productor, según trascendió.

Pero Peña ya habría tenido otros problemas: algunos vecinos aseguraron que varias veces fueron agredidos por el muchacho. Incluso habría tenido abierta en la justicia correccional una causa por «daños», trascendió de fuentes tribunalicias. Peña pasó la noche en una celda de la comisaría 29, ayer a la mañana fue llevado a los tribunales para ser interrogado por la jueza Garrigós de Rébori y posteriormente lo trasladaron al Borda.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora