Investigarán el accionar de la Gendarmería

El gobierno nacional deslindó cualquier responsabilidad por las muertes que se produjeron durante la represión, pero adelantó que habrá una investigación sobre el origen de los disparos. Testigos apuntan a armas "camufladas" por los gendarmes.

BUENOS AIRES (DyN).- El gobierno nacional se pronunció ayer a favor de investigar «el comportamiento de la Gendarmería» en los trágicos hechos de violencia ocurridos en Corrientes, y confió en que el designado interventor federal, Ramón Mestre, «va a apagar el incendio» generado por la grave crisis económica y social que atraviesa esa provincia.

El vicepresidente Carlos «Chacho» Alvarez manifestó estar de acuerdo con el inicio de una «investigación profunda» sobre el «comportamiento de la Gendarmería» en los violentos episodios, aunque justificó la intervención de esa fuerza porque actuó «obligada» por la «desidia de la policía provincial», a la que imputó la posible distribución de balas y pistolas a civiles, un día antes del tiroteo.

Alvarez deslindó cualquier responsabilidad del Ejecutivo en los graves episodios de Corrientes, al asegurar que la administración de Fernando De la Rúa no incurrió en «errores» ni «demoras» en la búsqueda de una solución a la crisis provincial.

«Chacho» Alvarez coincidió con la hipótesis planteada por el ministro del Interior, Federico Storani, acerca de que entre los manifestantes que reclamaban «legítimamente» y cortaban el puente interprovincial General Belgrano había grupos de provocadores radicalizados.

«Son formaciones políticas, generalmente reducidas, cuya estrategia es básicamente aparecer liderando el conflicto social y revitalizándolo», señaló el vicepresidente, quien consideró que las «autoridades tendrán que hacer un trabajo, una investigación más profunda de cómo actuó la Gendarmería en el conflicto. Hay una obligación de hacerlo, saber qué pasó, sacar las conclusiones porque todavía hay informaciones confusas».

Consultado sobre si tenía conocimiento de la posibilidad de que la policía correntina haya repartido anteanoche 50 pistolas y balas, el vicepresidente respondió: «Información no, pero puede ser que haya sido así». «Yo creo que la policía correntina era un actor político más y creo que trabajaban con Romero Feris», analizó.

En tanto, testigos del momento en que las víctimas cayeron mortalmente heridas, que formaron parte de la marcha de protesta de ayer (ver pág 25), aseguraron que a «Francisco y a Mauro los mató la Gendarmería, que disparaba con rifles de calibre 22 un poco más grande que el 22 normal».

Un autoconvocado que se identificó como «Roly» exhibió una vaina servida de uno de los proyectiles que habrían sido disparado por los gendarmes con armas equipadas con miras telescópicas, mientras que otro manifestante, que se presentó como ex combatiente de Malvinas, aseguró que «esa es una bala de fal reformado».

«Por suerte conozco de armas y esa vaina que tiene Roly es de un calibre 22 más grande, también conocido como 223, que utilizan las fuerzas militares en unos fusiles fal modificados para este tipo de casos», señaló el ex combatiente.

Extraoficialmente, fuentes policiales confirmaron el relato de los testigos, ya que según los peritajes realizados esta mañana en el terreno de la represión la trayectoria de la mayoría de los balazos provenía desde la zona del río hacia el centro de la ciudad. Un policía que estuvo ayer en los trágicos sucesos confió que «nosotros oficialmente no podemos decir nada, pero por las huellas que quedaron es muy probable que los gendarmes hayan usado rifles automáticos con esas balas 22».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios