Joven muerto en El Bolsón: apartan a policías

Hoy marchan para reclamar que actúe rápido la Justicia.

Desde la unidad policial aseguran que Garrido se suicidó y sólo admiten que el “error grave” fue que ingresara a la celda con cinturón.

EL BOLSÓN (AEB).- El titular de la comisaría 12ª, Carlos Cabrera, confirmó ayer la separación de sus cargos de dos oficiales y tres suboficiales, quienes “tendrían algún tipo de responsabilidad” en relación a la muerte por ahorcamiento de Guillermo Servando Garrido, de 24 años, ocurrida en el interior de un calabozo el jueves pasado. Hoy, desde las 13, familiares y militantes del Colectivo por los Derechos Humanos marcharán para reforzar el pedido de esclarecimiento del caso. Asimismo, voceros de la coordinación adelantaron que pedirán “la urgente presencia en la localidad de funcionarios judiciales –que aún no se ha producido– para investigar la actuación policial”. Desde la unidad local adelantaron la presencia de efectivos del BORA “para garantizar la seguridad de los manifestantes”. El sábado, unas 30 personas dieron una vuelta por la plaza Pagano con reclamos similares, “aplaudiendo pacíficamente para llamar la atención de los transeúntes y feriantes que quedaban y apostarse luego frente al edificio policial”, relataron. En esa instancia se produjo un tumulto entre varios uniformados y un cuñado de Garrido, identificado como Julio Castañeda, quien también es referente local del sindicato de Comercio. Según informó el subcomisario Cabrera, cuando vio el incidente “pedí que el personal se retire”. No obstante, el gremialista denunció que lo habían agredido y marchó hasta el hospital, distante una cuadra, para dejar constancia de las lesiones. En la guardia volvió a tener otro altercado con la policía. Para el funcionario policial consultado, “Castañeda tiene otros intereses” y “quizás haya estado así por el consumo de algún tipo de sustancia”. Además confirmó que la autopsia de Garrido arrojó como resultado el deceso por asfixia por ahorcamiento y negó la participación de sus subalternos “porque hubiese signos en el cuerpo imposibles de disimular”. Reconoció al respecto que “el error grave de la policía es que el individuo ingresó a la celda con el cinturón puesto”. Las sospechas de los familiares motivaron una denuncia ante el fiscal Guillermo Lista, en los tribunales de Bariloche; mientras que el expediente judicial está a cargo de la jueza Silvia Baquero Lazcano. Desde el organismo de derechos humanos indicaron que se enteraron de lo sucedido “por boca del padre y un hermano de Guillermo, testigos desde el momento del accidente de tránsito que precedió a su detención, ya que lo acompañaban”. Del relato, “surgió claramente no haber ninguna situación que entonces les diera motivo de preocupación, ya que el joven se había dispuesto sin ninguna resistencia a trasladarse a la comisaría para labrar un acta policial”, detalló ayer Daniel Otal. Según la versión oficial, el joven se habría ahorcado con su propio cinto, colgándose de la reja de un calabozo en la comisaría 12ª, poco después de ser detenido por protagonizar alcoholizado un accidente de tránsito. De acuerdo a lo señalado, en el cacheo los encargados de la guardia le habrían quitado los cordones de las zapatillas y otros elementos, pero obviaron sacarle el cinto, aparentemente disimulado por una remera larga.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora