Junín de los Andes demostró «que se puede»

Exhortan a mantener la esperanza al celebrar su 119 aniversario. Emotivo fue el discurso del jefe comunal a toda la comunidad. La lluvia no permitió realizar el tradicional desfile en la plaza.

puso a la Fiesta del Puestero en el centro de la escena, como una suerte de parábola de lo que se puede hacer con éxito aun en el ojo de la crisis, esta ciudad celebró sus 119 años, en un acto presidido por el gobernador Sobisch y el intendente Campos.

Sobisch se presentó «sin vergüenza» como representante de la clase política que quiere «construir una nueva Argentina», al tiempo que Campos lanzó una emotiva exhortación para «mantener viva la llama de la esperanza».

La lluvia malogró la ceremonia prevista al mediodía en Plaza San Martín, de modo que los juninenses y la gran cantidad de visitantes que desborda a la ciudad desde hace cuatro días se quedaron sin el tradicional paseo gaucho y el desfile cívico-militar.

El acto debió improvisarse en los amplios salones del María Auxiliadora, donde las delegaciones gauchas, los abanderados, la fanfarria militar y los vecinos dieron un marco de color a la jornada que se había iniciado con el gris plomizo del cielo.

Del acto también participaron el vicegobernador Sapag, el intendente de la vecina San Martín de los Andes, Sergio Schroh; y el alcalde de la chilena localidad de Pucón, Carlos Matamala.

El mensaje que pronunció Campos podría ser el último de un compás de espera en su gestión, si hoy prospera la suspensión de su cargo que el Deliberante tiene previsto tratar, a propósito de la elevación a juicio de una causa que lo involucra por supuestas irregularidades en una obra pública.

En cualquier caso, el intendente utilizó la tribuna con una emocionada exhortación a «hacer, a tomarnos de los manos y demostrar los argentinos de lo que somos capaces, como lo hemos hecho aquí en Junín, con esta Fiesta del Puestero que muchos creían que no se podía hacer en medio de la crisis. Y el pueblo de Junín, en vez de echarse atrás, dijo ¡por qué no…! Hemos cumplido».

A su turno, Sobisch volvió a la carga contra el impuesto a las exportaciones petroleras que, a su juicio, afectará seriamente los ingresos de los neuquinos (ver nota aparte, en Regionales).

Pero en particular, siguiendo la línea que le dejó trazada Campos, Sobisch destacó en su discurso que el interior «es el país real, es el país en el que los hombres y mujeres de trabajo vamos a encontrar las soluciones que hacen falta, con nuestro esfuerzo y nuestra voluntad».

«No será -continuó- en ese país virtual en donde los economistas y los politólogos nos dicen qué tenemos que hacer hablando para las cámaras de televisión».

Sobisch dijo que la provincia «ha sabido tomar previsiones», seguirá pagando los sueldos, abrirá su ciclo lectivo y continuará con la obra pública «a pesar de las demoras que tenemos, porque los «economopolitólogos» no nos dan las certezas que se necesitan para poder hacer las licitaciones».

En ese contexto, Sobisch se revindicó como integrante de una clase política «que puede ir a los actos públicos», porque «ha sabido hablar con honestidad y hacer lo que debía hacer».

En este nuevo aniversario se vio a la gente de Junín con fuerzas, promoviendo fenómenos que tienen que ver con la tendencia nacional. (Ver pág. 13). Pero como se apuntó, el verdadero éxito de la Fiesta del Puestero y la del aniversario que culminó ayer radicó en la participación del público, que superó las previsiones de los organizadores.

Los ingresos permitirán solventar todos los gastos estimados en 90.000 pesos, y dejar un remanente que irá en gran parte a sostener entidades e instituciones de bien público de Junín de los Andes.

Y esa es otra de las felices notas distintivas de esta edición, porque la vocalía artística de la fiesta estuvo en manos este año de una original Unión Transitoria de Asociaciones Intermedias, que arrancó su labor plagada de dudas por los constantes cambios de reglas de juego que se sucedían en el país.

Por fortuna, el «experimento» resultó bien.

De ahí que tantos residentes como turistas insistieron en que no debe perderse la consigna que se lanzó desde el municipio: «¡que se puede¡».

En la recorrida por los festejos pudo observarse muchos visitantes del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, muchos de ellos ya habitués del encuentro.

Fueron tres lunas de éxito popular en la Fiesta del Puestero

JUNIN DE LOS ANDES (ASM).- A lo largo de tres noches, unas 30.000 personas pasaron por el escenario de la Fiesta del Puestero, que ya es considerada entre la más exitosa de sus 14 años de realización.

Es que por el CEF 8 desfilaron artistas de talla nacional, como Los Nocheros, Soledad, Los Yupanqui y Los Chalchaleros, al tiempo que hubo otros exponentes nacionales y regionales de menor renombre pero singular valía.

La propuesta se animó con los puestos de feria, las actividades complementarias y la gran fiesta tradicionalista que se desarrolló en el Centro Huilliches, y que al cabo es la que da sentido a la Fiesta del Puestero.

Allí también, en los campos de doma, tirada de riendas, jineteadas y otras destrezas criollas, el público fue fiel compañero del esfuerzo de los organizadores.

A lo largo de tres lunas, la gente se conmovió y alegró por igual con los distintos espectáculos, como el cierre de ayer a cargo de Los Chalchaleros.

La última jornada estuvo dedicada a este histórico conjunto que ya es patrimonio de la música nacional.

Y así lo interpretó el público, que sin duda fue a disfrutar de un folklore más tradicional y resultó más selectivo que en las ocasiones anteriores. De hecho, se contaron entre 8.000 y 9.000 personas, contra las más de 10.000 a 12.000 de las jornadas protagonizadas por Los Nocheros y Soledad. Pero la última noche ganó en picos de emotividad, con lo que en definitiva es el «adiós» a Los Chalchaleros.

Otra momento alegre fue la elección de la «Flor del pago neuquino», que este año recayó en una joven de 21 años y oriunda de Villa Traful, que estudia Veterinaria en la Universidad Nacional de Tandil.

Se trata de Edith Lagos, una buena moza de poncho y sombrero, que proviene de una familia que cría ganado en cercanías de la hermosa villa neuquina.

Por los testimonios recogidos pudo apuntarse también que cada año la fiesta suma más adeptos y fanáticos provenientes del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, quienes con «una escapada» ya agenda con tiempo pueden cambiar de escenario y gente, «para bien, para tomar oxígeno para el resto del año», según dijeron visitantes de Roca y Regina.

«Nosotros hace cuatro años seguido que estamos viniendo: y esta vez no hubo corralito que nos dejara encerrado», dijeron entusiasmados. ç

foto 1: La emotiva alocución del intendente podría ser la última para entrar en un compás de espera, si prospera un pedido de suspensión

foto 2: El «adiós» de Los Chalchaleros le dio una emotividad impresionante al encuentro tradicional de la cordillera neuquina. Hasta bien entrada la madrugada la gente disfrutó del folclore y el encuentro.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora