Juntos Somos Río Negro empuja a dirigentes a militar

Weretilneck es un convencido que Juntos puede ganar. Ya existen mandatos para la dirigencia. El ejercicio de militancia activa fue planteado a los legisladores electos.



En el oficialismo -empujado por el gobernador Alberto Weretilneck- se arenga una militancia plena por votos para alcanzar el primer lugar en el Senado, arrebatárselo al Frente de de Todos y obtener dos representantes en la Cámara Alta.

La fuerte bajada comenzó el miércoles en la reunión de la futura gobernadora Arabela Carreras con ministros y diputados electos.
La reacción parte de las innumerables lecturas de las PASO.  Un escenario distinto se perfila para el 27 de octubre, partiendo de la baja de cuatro boletas, que no lograron el caudal mínimo. Eran once y serán siete: seis presidenciales (tres con propuestas para Río Negro) y la  de Juntos.

En el tramo senatorial, la diferencia entre Martín Doñate del FdT y Weretilneck está en los 55.750 votos. El propósito del oficialismo es revertir esa situación, aspirando que la lista kirchnerista se ancle en su presente capital, a pesar de la consolidación de la fórmula Fernández-Fernández.

El gobernador está convencido que semejante alteración requiere de militancia  artesanal. No bastará su presencia, ni tampoco las redes. Se parte del convencimiento que no funcionó la estrategia original: entrega en las casas de las boletas presidenciales para que el elector combine su elección nacional con los candidatos de Juntos. “El voto se arma en el cuarto oscuro, entonces hay que explicar, enseñar y convencer”, es  la actual opinión.

En Casa de Gobierno se concluye que cualquier mejora dependerá del ejercicio  militante, a partir del compromiso dirigencial. Esa labor política no está demasiado arraigada en Juntos, mas allá del uso estatal. Se percibe, además, un presente desentendimiento local, producto que ya existen resoluciones provinciales y, también, en la  mayoríasde los municipios.

Las Primarias arrojaron ciertos resultados favorables por ese proselitismo activo y personal. Según el escrutinio federal, Juntos sólo ganó al Senado-Diputados en uno de los 13 departamentos: Avellaneda. Aportaron -con ayuda de la paridad en las otras- los triunfos en tres localidades: Choele Choel, Pomona y Darwin. “Fue un trabajo de puerta en puerta” en Choele Choel, explica la ministra Mónica Silva, hoy candidata al Senado, detrás del gobernador. Mabel Yahuar hizo y logró lo mismo en Los Menucos  y  en Cipolletti sólo resultó en el tramo de Weretilneck.

La obligación militante debe recaer en la dirigencia local. Fue la conclusión de un encuentro del gobernador, su sucesora y unos pocos. Esa carga -como se acordó- se transmitió al otro, el miércoles, en la reunión de Carreras con los legisladores electos.  Después anunciarlo como su jefe en el bloque de legisladores,  Facundo López agradeció y, rápidamente, se adueñó de la conducción para plantearle a los parlamentarios electos -incluso con transferencia a sus jefes comunales- que era hora de jugarse por Weretilneck. Luego, Luis Di Giácomo desplegó números -entre cálculos de las PASO y recientes encuestas- para insistir en el deber y la responsabilidad de los presentes por lo que surja de la elección del próximo 27.

______________________________________________________________________

Los 60 mil votos centrados en los candidatos presidenciales

______________________________________________________________________

La teoría oficial se concentra en los 114 mil votos fugados para el Senado, entre blancos (97.002) y nulos (16.987). Este esquema -centrado en la idea de Weretilneck- iguala a ambas expresiones electorales. Hay marcadas diferencias.

Es cierto que  gran parte de los nulos pudieron generarse en la inserción de tramos iguales. Vale el argumento de Juntos de la inclusión de su  boleta con la de Todos. Pero, esta invalidez conjunta estuvo en los casi 17 mil votos. La simultaneidad no se daba con la lista macrista, pues no inscribió para  la Cámara Alta. Si era posible en Diputados entonces esa posibilidad mayor derivó que los nulos treparan a casi 22.500.

La  filtración mayor se advirtió en los blancos, con algo más de 97 mil. Hay un sector duro, unos  22.600 que fueron rechazos a las postulaciones presidenciales. Será difícil que esos actores modifiquen esa fuerte resistencia política.

El resto, cerca de 91.500 votantes, está monopolizado por los que votaron sólo el tramo a la presidencia y lo hicieron por quienes no tenían representación para Río Negro, generando el no voto al Senado y a Diputados. Totaliza más de 60 mil votos.  Así, la estrategia por encima de promover “el corte” -como lo alienta Juntos- correspondería plantear “pegar” su propuesta a las presidenciales aisladas, que significan dos tercios de las voluntades volátiles de las PASO.

Además, esos blancos parecen desprenderse de seis listas con sólo candidatos a Presidente. Tres siguen en pié, con unos 57 mil respaldos logrados. Otros 6.600 se liberaron, pues cayeron sus tres propuestas nacionales y se suma una cuarta completa (Movimiento al Socialismo).


Comentarios


Juntos Somos Río Negro empuja a dirigentes a militar