Muerte de una alumna en el lago Gutiérrez: declararon responsables a los tres docentes de Bariloche

El juez Marcos Burgos cuestionó el sobreseimiento del docente Alejandro Marelli. Y sostuvo que "no ha sido acertada la desvinculación". Próximamente se fijará fecha del juicio de cesura donde se determinará la condena.

Los docentes Cristian Arriagada (46), Norma Millamán (50) y Patricia Cantero (37) fueron declarados responsables de la muerte de una alumna de 12 años quien el 10 de diciembre de 2021 se ahogó en el lago Gutiérrez, mientras se encontraba bajo la supervisión de los adultos y junto a otros 84 estudiantes de la Escuela N° 273.

«Adelanto que valorar la prueba a la luz de la lógica permite dar por acreditada la teoría de la parte acusatoria», anticipó el juez Marcos Burgos en la lectura del veredicto que se realizó este mediodía vía Zoom. Tal como sucede en este tipo de actos, se leyó sólo la parte resolutiva y se estableció el plazo de cinco días para que las partes presenten las pruebas correspondientes para el juicio de cesura que se llevará adelante y donde se determinará la condena.

Cabe recordar que la maestra Quimey Malén Painefil acordó en un juicio abreviado la condena de 2 años de prisión en suspenso, por el delito de homicidio culposo. Por ese mismo delito habían llegado a juicio sus tres colegas quienes fueron hallados responsables por el tribunal que encabezó el proceso en contra de las docentes que tenían a su cuidado a la estudiante de 12 años.

La fiscal Betiana Cendón encabezó la representación del Ministerio Público Fiscal en el proceso mientras que la querella -que representaba a los padres de la pequeña- estuvo a cargo de los abogados Estanislao Cazaoux, Pablo Calello y Mauro Lescano.

Patricia Cantero dijo que no sabía nadar y pese a esto, les dijo a los alumnos que ingresen al agua tomando como recaudo indicar que solo hasta la rodilla”, expresó y agregó que «Norma Millamán dijo que sabía nadar, pero no como para rescatar a alguien del agua”, expresó el magistrado en medio de la lectura. Y señaló que eran días de altas temperaturas, por lo que “fue previsible que la jornada del 10 de diciembre hiciera mucho calor y que los niños iban a pedir bañarse”, aunque los docentes señalaran que no estaba permitido el ingreso al lago.

Con respecto al sobreseimiento de de Alejandro Marelli, Burgos expresó que «no ha sido acertada la desvinculación” del docente en la causa. Sobre esto expresó que “continuando la lógica, fue uno de los docentes que autorizó a ingresar al agua y era de los responsables del grupo”.

«No la cuidaron»

En el comienzo del juicio, la fiscal había sido contundente al señalar que «Celeste murió ahogada porque no la cuidaron». «¿Por qué estaban los chicos en el lago Gutiérrez? Porque formaba parte de una actividad escolar llamada ‘Nos vamos dejando huellas’ . Y así fue. En ningún lado decía que realizarían actividades acuáticas. Asumieron un riesgo que no estaba en el proyecto. Y aun así no ejercieron la correcta supervisión«, sentenció Cendón durante la apertura de los alegatos.

El hecho ocurrió el 10 de diciembre del 2021, en horas de la tarde, en el complejo Los Baqueanos a donde concurrieron 84 alumnos de sexto y séptimo grado de la escuela 273. En esa ocasión, Celeste murió ahogada. «Celeste muere por asfixia por sumersión. Por el accionar negligente de los docentes a cargo del grupo. Quienes estaban a cargo del grupo no controlaron, no se metieron al agua, no hicieron nada para que ese riesgo tuviera mayor supervisión. Los tres docentes que están aquí asumieron un riesgo no permitido y no extremaron las medidas. El resultado de la muerte de Celeste era previsible y pudo haber sido evitado», había expresado la fiscal en un momento del juicio que se llevó adelante.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios