Muerte del oficial Mandagaray: «Los instructores me decepcionaron» dijo el jefe de la Policía de Río Negro

Osvaldo Tellería estuvo frente al tribunal durante la segunda audiencia de cesura. El lunes será el turno de los últimos testigos y los alegatos finales de las partes.

El jefe de la Policía de Río Negro, Osvaldo Tellería, fue el último testigo en la segunda audiencia del juicio de cesura que determinará la pena para los cuatro condenados por la muerte del oficial de la fuerza Gabriel Mandagaray, sobre quienes dijo: «Me decepcionaron».

En el cierre de su testimonio y tras una pregunta de Damián Torres, abogado de los querellantes; con respecto al concepto que tiene de los instructores y su accionar en el curso desarrollado en abril de 2021, Tellería recordó que «fui nueve años instructor en la escuela de Cadetes «, que «en nueve años no se me lesionó un cadete; cuando corrían, corrí a la par de los cadetes, las actividades las hacía a la par de los cadetes y cuando un cadete tenía un problema estábamos con el cadete. Lamentablemente me decepcionaron» enfatizó con respecto a Alejandro Gattoni, Alfredo Nahuelcheo, Marcelo Contreras y Maximiliano Vitali Méndez.

El jefe de la fuerza también ratificó que existen «actuaciones» internas contra los cuatro uniformados que llegaron a juicio, «sobre las cuales no puedo hacer una apreciación porque sería imprudente» pero «hay un proceso administrativo que tiene que ver con una futura pena».


El comisario general Tellería había sido propuesto como testigo de una de las defensas durante el juicio de responsabilidad y luego se desistió de su testimonio. Ahora, durante la cesura, fue presentado por el Ministerio Público Fiscal y la querella.


Dentro de su testimonio Tellería también señaló que la muerte de Mandagaray, en el marco del curso del Coer, «afectó mucho a la institución policial y a las unidades especiales Coer» ya que varios integrantes «pidieron salir, por esta situación» y remarcó que «este terrible hecho nos afectó a todos».

Recordó la creación de la unidad especial Bora, en 1989, que luego pasó a ser el Coer y dijo que «los cursos que se hacían tenían un prestigio muy importante a nivel provincial como nacional, porque participaban distintas Policías provinciales».

La audiencia fue la más movida de las dos que se han desarrollado con algunos cruces entre los abogados, múltiples objeciones y un pedido de revocatoria efectuado por Torres que fue resuelto por los tres integrante del tribunal. El abogado de la querella fue el más molesto, sobre todo cuando entendió que su colega Fernando Armoa, defensor de Gattoni, le decía «cómo tengo que hacer mi trabajo». La mejor definición correspondió a Manuel Maza, defensor de Nahuelcheo, cuando dijo que «estamos en un campo minado».

El juicio de cesura continuará el lunes, desde las 8:15; con la presentación de tres testigos aportados por las defensas y luego será el turno de los alegatos finales. A partir de ese momento el tribunal que integran Carlos Reussi, Marcelo Álvarez e Ignacio Gandolfi tendrá cinco días hábiles para dar a conocer la sentencia.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios