Revés judicial para el dirigente Miguel Báez, un tribunal confirmó otra vez la condena por abuso sexual

Miguel Báez goza del beneficio de prisión domiciliaria. Todavía tiene otra causa pendiente por haber instigado el ingreso de referentes de ODEL a las instalaciones del diario Río Negro.

Miguel Báez, el dirigente de la Organización de Desocupados en Lucha (ODEL), seguirá en prisión. Un Tribunal de Impugnación rechazó un nuevo recurso de la defensa del exreferente de la CTA de los Trabajadores quien fue condenado por abusar sexualmente de una mujer que trabajaba en la organización a su cargo.

En diciembre de 2021 un Tribunal de Juicio de Roca lo condenó a dos años y medio de prisión por los abusos simples y unificó esa pena con una anterior en un total de cuatro años de prisión efectiva.

Contra eso, la defensa interpuso un recurso de impugnación y el 3 de mayo de 2022 el Tribunal de Impugnación rechazó el planteo, tras concluir que el fallo de los jueces de Roca estaba “debidamente fundado”.

Un segundo recurso de la defensa fue rechazado este jueves, cuando el Tribunal de Impugnación declaró “inadmisible” un pedido de impugnación extraordinaria.

Entre sus argumentos la defensa volvió a afirmar que la denuncia de abuso sexual que dio origen al caso fue en el marco de una “operación política” por disputas internas por “espacios de poder” en la organización que dirigía el imputado.

Sobre el punto, el TI recalcó que “el planteo defensista resultaba una mera hipótesis que no se acreditó a lo largo del juicio”. Se trata de una “suposición carente de prueba que sustente el planteo de arbitrariedad de la sentencia”, definió el Tribunal.

La defensa reclamó también que no se tuvieron en cuenta los testigos ofrecidos por esa parte, quienes negaron en el juicio que el dirigente ejerciera actos de violencia de género “naturalizados” en la organización. Al respecto el TI reiteró que estaba probada la “atmósfera cargada de agresiones” machistas y sexuales en la asociación.

Otros planteos de la defensa calificaron de arbitraria la decisión del TI de rechazar la primera impugnación, cuestionaron el monto de la pena y cuestionaron que el TI haya observado la dinámica de litigación elegida por los defensores en el juicio.

“Analizados los planteos de la recurrente, se concluye que estamos frente a una crítica fragmentada y expone solo una discrepancia subjetiva con el criterio sostenido por el Tribunal en el decisorio atacado. La impugnación extraordinaria no logra demostrar circunstancias que ameriten la habilitación de esta vía de excepción”, concluyó el Tribunal.

Cabe señalar que la decisión no pone fin al proceso penal, puesto que la Defensa cuenta con más recursos en el ámbito de la justicia provincial y eventualmente ante la Corte Suprema de la Nación.

Otro proceso

Miguel Báez actualmente se encuentra gozando del beneficio de la prisión domiciliaria. Y ahora afronta otro proceso que se dio en el marco del juicio por abuso sexual al cual estaba siendo sometido. En ese contexto se organizó una movilización que tuvo como objetivo escrachar a la víctima a su abogado y al periodista del diario Río Negro que siguió la denuncia. Fue así que en marzo del año pasado varios de los dirigentes de su organización protagonizaron un violento ingreso a las instalaciones de la editorial ubicada en 9 de Julio y Sarmiento.

A varios de los referentes de ODEL se le formularon cargos por el delito de «turbación de la poseción». El Ministerio Público fiscal entendió que Báez organizó esa movilización previamente por lo que también se le formularon cargos por «turbación de la posesión en carácter de instigador (en los términos de los artículos 45 y 181, inc. 3° del Código Penal», un delito que prevé una pena que va desde los 6 meses a los 3 años de prisión.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios