Declararon culpable al dirigente Miguel Báez por abuso sexual simple y seguirá detenido

A través de una audiencia vía zoom se dio a conocer el veredicto del tribunal. El 14 de diciembre será el juicio de cesura y se conocerá la condena.





El tribunal declaró hace instantes la responsabilidad del principal referente de la Organización de Desocupados en Lucha (ODEL), Miguel Báez, tras el juicio que se realizó en su contra por una denuncia de abuso sexual que efectuó una exintegrante de ese grupo. El juicio de cesura, donde se establecerá la condena, se realizará el 14 de diciembre y hasta ese momento, seguirá detenido.

Fue la jueza Verónica Rodríguez quien hace instantes leyó el veredicto de responsabilidad contra Báez quien desde hace ocho meses se encuentra alojado en la sede de la Comisaría 47 de J.J. Gómez. Justamente allí se apostó esta mañana un grupo de dirigentes a la espera de conocer los detalles de esta etapa del proceso.

Báez quedó detenido tras un pedido de la fiscal Belén Calarco quien en una audiencia posterior a la formulación de cargos solicitó esa medida al entender que los miembros de su organización habían montado un escrache (utilizando la imagen de la víctima) con el claro objetivo de entorpecer el avance del proceso.

Argumentos

El tribunal dio por probado que a principios de 2019 y hasta febrero de 2020, en los locales de ODEL -tanto en el de calle Viedma como en el de Rivadavia- la mujer fue víctima de abusos por parte del dirigente a partir de «tocamientos en reiteradas oportunidades».

Fue en medio de una relación de dependencia y poder. «Siempre sin el consentimiento de ésta. Siempre estando ella trabajando y con comentarios obscenos, dichos con clara connotación sexual», explicó la magistrada.

En ese contexto de vulnerabilidad extrema, el abuso sexual de Báez a las mujeres se encontraba naturalizado»

Verónica Rodríguez -presidenta del tribunal- sentencia Miguel Báez

En la lectura, la jueza detalló cada uno de los hechos de los cuales resultó víctima la mujer durante esos años y dio por acreditado ese violento vínculo a partir de los testimonio de otras mujeres que trabajaban por ese entonces en la organización.

Para el tribunal quedó claro que Báez era el principal referente y quien decidía a quién se le daba asistencia o no; además organizaba escraches, tomas y manifestaciones dentro del esquema de ODEL.

También quedó probado que la denunciante fue víctima de tocamientos y de acoso por parte del referente a pesar de la insistencia de la mujer para que no tenga ese trato abusivo con ella. «Conmigo no jodas», era una de las frases que lanzaba cada vez que comenzaba con sus violentas acciones de tipo sexual.

Báez había llegado a su punto extremo cuando en la vivienda de la víctima, y con sus pequeñas hijas en la misma casa, el dirigente le había mostrado sus partes íntimas. Fue esa jornada que la mujer lo sacó con un cuchillo entre sus manos y decidió llevar la denuncia a la Justicia.

La jueza también detalló los padecimientos que tuvo que atravesar la denunciante por parte de los referentes de ODEL que en todo momento realizaron escraches no sólo en el edificio del Poder Judicial sino también en el diario Río Negro para obligarla a dar marcha atrás en el proceso.

El juicio de cesura se realizará el próximo 14 de diciembre y según estableció el tribunal, hasta ese momento el dirigente de ODEL seguirá detenido.

Como ya cuenta con antecedentes, el dirigente de ODEL no tendrá posibilidad de acceder a ningún beneficio por lo que la condena tendrá que cumplirla de manera efectiva.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Declararon culpable al dirigente Miguel Báez por abuso sexual simple y seguirá detenido