'K' recibió a Pichetto y Arriaga, que suman confianza

Los candidatos del Frente para la Victoria estuvieron 40 minutos a solas con el presidente. Presentaron su plan de gobierno y pidieron obras. También analizaron varias encuestas.

Cuarenta minutos a solas con el presidente, Néstor Kirchner, alimentaron las expectativas de Miguel Pichetto y Julio Arriaga en el camino a las elecciones del 20 de mayo en Río Negro.

El encuentro se produjo ayer por la tarde en Casa Rosada y alcanzó para que el Frente para la Victoria interpretara que se trató de un gesto de respaldo a la fórmula opositora.

Pichetto y Arriaga desplegaron en el despacho presidencial el plan de gobierno que piensan desarrollar desde el 10 de diciembre próximo, en caso de imponerse en los comicios.

La exposición de los candidatos pivoteó sobre tres temas: la necesidad de garantizar 10.000 viviendas más para Río Negro desde el 2008, el compromiso nacional de ejecutar o finalizar rutas que conecten distintas regiones y la refinanciación de la deuda provincial.

De acuerdo a los trascendidos, el presidente respondió con un mensaje tranquilizador pero un tanto ambiguo, asegurando que siempre acompañaría el crecimiento rionegrino.

El análisis político concentró otra parte de la conversación.

No se habló específicamente de la relación entre Kirchner y el gobernador radical Miguel Saiz, aunque sí se analizaron encuestas con la intención de voto acumulada por el oficialismo y la oposición.

«Será una elección muy pareja, pero hay datos muy positivos. Los números que manejan ellos (por el gobierno nacional) nos ubican tres puntos arriba en un sondeo y un punto abajo en otro, con una proyección favorable a partir de la mayor instalación pública de la fórmula», se explicó anoche desde el Frente.

Pichetto y Arriaga computaban la sucesión de gestos emitidos desde la Casa Rosada como una señal importante, más allá de la prudencia pública y el equilibrio que el presidente exhibe ante los dos principales candidatos.

«Es cierto, no hay expresiones contundentes, pero nos recibe el presidente, estamos trabajando en un acto con Alberto Fernández en Cipolletti y otro con Ginés González García para lanzar el programa de salud, hay asistencia en materia de marketing… son datos para tener muy en cuenta», repetía con entusiasmo anoche Arriaga.

El jefe de Gabinete también recibió ayer a los candidatos del Frente para la Victoria, reiterando -según la reconstrucción de los dirigentes locales- el compromiso con el proyecto opositor.

Cuando habló ante Kirchner sobre la necesidad de infraestructura para la integración provincial, Pichetto planteó el progreso de las obras de la ruta 23, el ensanchamiento total de la ruta 22; y la ruta del Atlántico, con un primer tramo entre Viedma y San Antonio y una segunda etapa entre San Antonio y Playas Doradas.

La preocupación por la deuda pública provincial, que requiere de permanentes refinanciamientos por parte del Nación, también fue tema de análisis. Al finalizar el encuentro Pichetto recalcó que «mientras el gobierno del presidente Kirchner reduce la deuda del país y logra superávit fiscal, el gobierno radical mantiene a Río Negro entre las cuatro provincias más endeudadas de la Argentina».

El presente del peronismo rionegrino también quedó bajo la lupa. Fue cuando Kirchner pidió conocer detalles sobre las tensiones en el congreso del sábado pasado en Viedma. (AR)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora