La alquimia desde el caos

La artista Ana Zitti experimenta rompiendo los límites habituales. Ambientaciones e instalaciones son sus actuales formas expresivas. Potencia la creación del artista al servicio del mensaje.

NEUQUEN (AN).-Ruptura de los límites ¡Quién pudiera!

Si imaginamos un humano dentro de una bolsa de tela elástica, seguramente extenderá los brazos, las piernas, hará con el cuerpo un ovillo y se explayará hacia los cuatro costados, para lograr desembarazarse, recuperar el espacio y a la vez ampliarse, transitar por lo etéreo casi con alas.

Como al humano embolsado, a Ana Zitti le vinieron ansias de estiramiento incontinente. El cuadro enmarcado le fue pareciendo exiguo. Pero para salirse y despegar, avanzar en tridimensiones, fue explorando con sigilo. A la libertad hay que seducirla palmo a palmo.

Ana sucumbió a casi todas las técnicas. Confió en la fotografía y prosperó. Se las tomó con grandes objetos y recogió habas. Se subió a tarimas, arremetió con la muralística y pudo bajarse con las redes repletas.

Anda por estos días muy entregada -difícil en ella pero no menos real- casi exclusivamente a una tarea. Es que obtuvo una beca de la fundación Antorchas, junto a veinte más de la amplia zona del Valle Medio y Alto Valle de Río Negro y Neuquén, resultando al respecto, un curso de perfeccionamiento. Ella lo llama por su nombre «encuentros de producción y análisis de obras», junto a especialistas como Jorge Macci y Luis Wells. En este punto Ana es agradecida, si no hubiera terciado con su buena voluntad el director Osvaldo Guevara, del museo municipal de Bellas Artes Juan Sánchez, de Roca, nada de lo que está acaeciendo respecto a la creación y a la profundización de las técnicas, sería capaz de amalgamarse y convertirse en capital. Por lo menos así lo piensa Ana.

– ¿Te escapaste del cuadro lisa y llanamente?.

– Es todo un proceso, Hice una serie de objetos, que nacieron de la evolución de la pintura. Iba por collage, me adentré en cajas, con marcos, volúmenes. Todo sale de sostenes, arcos y cajas.

– ¿La beca te ha puesto alas al viento?

– Una de las consignas que me hizo Macci fue ver qué pasaba si salía de los marcos de la cajas y componía insertándome en el espacio con un concepto tridimensional. De ahí las ambientaciones e instalaciones.

– Y adiós a las telas.

– No. Todo nace del boceto, de un papel, de la pintura: todo el tiempo están el pincel y el lápiz, Uno es por consecuencia del otro, ahora mi deseo de comunicarme es a través de estos elementos. Hago la manufactura y los presento, pongo otras sustancias, otra alquimia, agua y fuego. Lo que se llama «ambientar» para que el observador participe con todos los sentidos.

– Se supo que estuviste muy atareada con un proyecto globalizador y globalizante.

Estoy participando con un concepto escenoplástico con el elenco «Corazones subterráneos» y un trabajo llamado «Al pie de la penumbra». Instalación y una ambientación basada en la ideología del elenco. Desde un video de arte experimental, coreografía tridimensional y la instalación que uno puede ver cuando ingresa a la sala. Trabajo desde la teoría del caos, la condición del caos, el recurso es todo elemento de la basura, de rezagos.

-No es una concepción nueva.

– Nada es nuevo, sino como el artista presenta el elemento creativo, al servicio del mensaje.

Betty Siutto


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora