La CTA tomó “bien” la medida pero insiste con “eliminación total”

El titular de la entidad, Pablo Micheli, dijo que es un avance importante pero que deben adoptarse “medidas” contra “la inflación”. No obstante agregó que tiene un componente electoral.

CAMBIOS EN GANANCIAS

La CTA crítica del Gobierno aseguró hoy que tomó “bien” el anuncio de la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias aplicado a los salarios, aunque lo atribuyó a un “componente electoral” relacionado con el revés del kirchnerismo en las PASO del 11 de agosto último. Así lo sostuvo el titular de la entidad, Pablo Micheli, quien recordó también las marchas y los paros que concretó junto a la CGT de Hugo Moyano durante los últimos “dos años” en demanda de una medida similar a la comunicada ayer por la administración central, a la vez que advirtió que el gravamen volverá a afectar a la mayoría de los trabajadores si no se adoptan “medidas” contra “la inflación”, que estimó en “27,28 por ciento” anual. Además, insistió con su reclamo de “eliminación total” del gravamen para los sueldos de los “convencionados -empleados comprendidos en algún Convenio Colectivo de Trabajo- o una mejora automática atada a la inflación real”, en medio de una nueva crítica a los datos oficiales al respecto. “Lo tomamos bien: es importante el avance de llevar a 15 mil pesos (el tope para aplicar el impuesto), sobre todo, por las asignaciones familiares. Lo veníamos reclamando desde hacía dos años con marchas y paros”, dijo el jefe de la CTA crítica de la administración kirchnerista. No obstante, agregó: “Tiene un componente electoral porque el cambio en el Gobierno ocurrió después de lo de agosto (por las PASO) y tuvo que ir por un diálogo acotado, similar a este Gobierno”. El jefe de la central obrera, en diálogo con el canal de cable Todo Noticias (TN), alertó que, “si no se para la inflación con otras medidas, el año que viene, estamos de nuevo en problemas”. “La inflación proyectada está en 27,28 por ciento (anual)”, estimó Micheli, para insistir luego con su reclamo de “eliminación total del impuesto sobre los (sueldos de) los (trabajadores) convencionados o una mejora automática atada a la inflación real”. Ayer, el Gobierno anunció que 15 mil pesos de sueldo bruto será el monto mínimo no imponible para el pago del Impuesto a las Ganancias para empleados en relación de dependencia y, a su vez, fijó en ese monto el ingreso tope para recibir asignaciones familiares, a partir del 1 de septiembre próximo. Para compensar esa merma de fondos para el Estado, anticipó que enviará un proyecto de ley al Congreso para la creación de un gravamen a la compraventa de acciones que no cotizan en el mercado de capitales y otro para la distribución de dividendos. Las medidas fueron anunciadas por la presidenta Cristina Fernández al abrir una nueva ronda del diálogo social, realizada en la Casa Rosada con la asistencia de sindicalistas y empresarios, y detalladas luego en una conferencia de prensa por el jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray. Fuente DyN


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios