La Fiesta manzanera "encendió" el centro de Roca

El traslado al casco urbano se tradujo en bastante más público.



ROCA (AR).- Con la presencia del gobernador Pablo Verani, del intendente local Ricardo Sarandría y de otras autoridades municipales y provinciales, quedó oficialmente inaugurada ayer la trigésima edición de la Fiesta Nacional de la Manzana.

Alrededor de 2.500 personas se acercaron para recorrer los distintos stands en una noche con una temperatura por demás agradable. Esa cantidad de personas en la primera jornada fue la ratificación de que el lugar elegido este año, pleno centro de la ciudad, contribuirá a que la mayoría de la población, sobre todo de los barrios más alejados puedan participar en familia. Los organizadores ya tuvieron una muestra de ello cuando la Fiesta del Milenio convocó a una verdadera multitud en avenida Roca y Mitre, la noche del 31 de enero de 1999.

El acto inaugural fue la bendición de los frutos a cargo del obispo de la diócesis del Alto Valle, José Pedro Pozzi. Esta ceremonia comenzó a las 20,20 y se llevó a cabo en Tucumán y avenida Roca.

En su mensaje, el obispo Pozzi destacó "el amor y el coraje del pueblo frutícola que, a pesar de vivir un año tan duro y con pocas perspectivas a corto plazo, trabajó para hacer posible esta fiesta".

Luego fue el turno del intendente de Roca, Ricardo Sarandría, quien en su discurso hizo hincapié "en la austeridad de la fiesta y en el esfuerzo hecho por todos los sectores para realizarla" y agradeció "la colaboración de las empresas y de las personas que querían que Roca tuviera su fiesta".

"El desafío de la primera fiesta de nuestra gestión municipal es que sea de y para todos los roquenses", reconoció el intendente.

Por otro lado, Sarandría manifestó "que no nos olvidamos de lo que significa el 24 de marzo para todos los argentinos" y destacó que "hay que tener memoria pero sin dejar de trabajar hacia adelante para no repetir los errores del pasado". Luego se procedió al corte de cintas, acto simbólico para dar inicio a la fiesta, para lo cual se invitó al gobernador Pablo Verani.

En esta edición de la fiesta, los artesanos se ubicaron a lo largo de las calles San Martín y Mitre, entre Italia y Maipú. Además se contaba con dos globas, donde empresas de distintos rubros ofrecían lo suyo.

Los artesanos, provenientes de distintos puntos del país como Córdoba, Buenos Aires o El Bolsón manifestaron "estar conformes con la organización" aunque algunos se quejaban por "la falta de luz", circunstancia que dificultaba el acceso a esos stands. Respecto a la seguridad implementada por los organizadores, unos 50 efectivos policiales recorrían las calles para evitar o controlar posibles inconvenientes. También se encontraba en el lugar una ambulancia de "Urgencias médicas" en caso de ser necesario el auxilio profesional. Alrededor de las 21,30 se dejó inaugurado el palco central en donde actuaron distintos grupos locales y regionales mientras se esperaba la presentación de la banda bonaerense Kapanga, que cerraría la primera noche de festejos.


Comentarios


La Fiesta manzanera "encendió" el centro de Roca