La impunidad de los barrabravas es total

Un grupo de hinchas de Platense siguió atentamente a los periodistas en la conferencia de prensa.

BUENOS AIRES (Télam).- Varios integrantes de la «barrabrava» de Platense se presentaron ayer en la conferencia de prensa posterior al partido ante Huracán, desarrollada en medio de un clima enrarecido, y dialogaron inclusive con dirigentes locales que afirmaron ante los periodistas no tener «ningún tipo de contacto» con esas personas.

Después de la derrota por 2-1 de Platense ante Huracán, por el torneo de Primera B Nacional, los «barras bravas» locales, que habían ingresado sin restricciones a la zona de plateas para ver el encuentro, pasaron cómodamente al salón de conferencias del club para seguir bien de cerca el trabajo de los periodistas.

Antes del partido muchos de estos individuos se habían trenzado en una pelea con varios hinchas de Huracán que pretendían llegar al estadio por un acceso que no estaba vigilado por la policía de la provincia de Buenos Aires.

La policía intervino para tratar de calmar los ánimos cuando las corridas en el puente de General Paz eran ya moneda corriente, pero los hinchas locales respondieron arrojando proyectiles y los efectivos lanzaron balas de goma.

Los «barras» locales ingresaron después al estadio por la puerta principal y algunos de ellos, que presentaban heridas por la pelea fueron atendidos en la enfermería del club, mientras se jugaba el primer tiempo del partido.

El clima enrarecido que caracterizó la tarde en Vicente López ya se palpaba en la zona de plateas y los palcos de prensa, donde éstos individuos circulaban sin restricciones y saludando a los controles de Platense, pero el asunto llegó a su «clímax» una vez finalizado el encuentro.

Los periodistas descubrieron en el playón de prensa la participación de los «barras», quienes después de haber amenazado al plantel de Platense durante la semana, esta vez simplemente hicieron «acto de presencia» y no tuvieron contacto directo con los futbolistas.

Sin embargo, algunos miembros de la hinchada flanquearon al vicepresidente de Platense, Juan Carlos Majluf, mientras éste dialogaba con los periodistas, aunque el dirigente, en una actitud insólita, insistía en que no tenía «ningún tipo de contacto» con las personas que estaban prácticamente a su lado.

Pero estas declaraciones quedaron poco después en evidencia, cuando Majluf se apartó de la zona para hablar con «Malena», uno de los «barras» más conocidos de Platense, quien invitó al dirigente «a tomar un café», ante la atónita mirada de los periodistas.

En tanto, Ricardo Caruso Lombardi (DT de Platense), ofreció una suerte de «parodia» de conferencia de prensa, ya que nadie quiso preguntarle sobre la «apretada» que había recibido el plantel porque en el propio salón estaban mirando, amenazantes, precisamente los protagonistas de aquel episodio.

Huracán aprovechó el momento

BUENOS AIRES (Infosic) – Huracán aprovechó la crisis de Platense para retomar la senda del triunfo luego de tres partidos sin victorias, y con el 2-1 como visitante, logró mantenerse a un punto del líder Quilmes, tras completarse la trigésima fecha.

Fue más desde el arranque el equipo dirigido por Carlos Babington, decidido a volver a la victoria, y a los 11 minutos Pablo Brandán entró solo por izquierda y definió desde un ángulo cerrado, para abrir la cuenta.

Huracán era más y empezaba a justificar su ventaja cuando un penal que Hernán Maisterra le cometió a Fernando Di Carlo le dio la chance a Gastón Casas de poner el 2-0, a los 20 minutos, y retomar el liderazgo entre los goleadores, con 22 tantos.

En el segundo tiempo, Platense sacó a relucir su amor propio, llegó al descuento a través de Walter Jiménez, a los 5 minutos y transformó al arquero Martín Ríos en figura.

Bánfield no afloja en su marcha hacia la punta: esta vez, con goles de Carlos Leeb y Rubén Forestello, le ganó 2-1 a Tigre (descontó Cristian Lupino) para afirmarse en el tercer puesto compartido con Los Andes, a cinco puntos de Quilmes.

Almagro dio una fiesta de goles en su estadio, 4-0 a un Chicago que comienza a preocuparse en serio con el descenso. .

Español consiguió aire en su lucha por permanecer, con la victoria 2-0 de local ante Arsenal.

Dos goles de Gabriel Cela Ruggeri, el delantero que le cambió la cara al equipo, le permitieron a All Boys dar vuelta el marcador y vencer 2-1 en Floresta a Deportivo Morón, que se había adelantado a través de Claudio Díaz.

Por último, Temperley, con gol de Claudio Ismail en el último minuto, le arruinó la fiesta a San Miguel, que hasta entonces ganaba por el tanto de Wálter Berardi, y debió conformarse con el 1-1.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora