“La incoherencia del ministro de Turismo”

Venía entrando a nuestra amada San Carlos de Bariloche y charlando con mi señora sobre las críticas que escucho por todas partes con respecto a nuestra ciudad en cuanto a sus infraestructuras. Calles en mal estado, suciedad por doquier, un caos que seguramente tiene nombre y apellido (me refiero a los responsables) y con tristeza recordábamos cuántas cachetadas recibimos los ciudadanos de los turistas cuando nos hablan de lo mal que está nuestra ciudad y no sabemos qué decir o dónde escondernos, porque a muchos todo esto nos da mucha vergüenza. También hablábamos de hacernos cargo, nosotros, los ciudadanos, y salir de una vez por todas a poner la cosas en su lugar, ya sea con el poder político que cobardemente no se hace cargo de nada como el poder económico que quiere dominarnos, y si nos descuidamos se quedará con lo poco que nos queda de la postal. En eso escuchamos en la 89.1 que estaban reporteando al ministro de Turismo de nuestra provincia, Rovira Bosch. El ministro le hablaba a Roxana Arazi de lo bien que están encaminando el turismo en la provincia y de los logros, que Bariloche es la ciudad turística más importante de Río Negro y que pusieron un secretario de Turismo provincial en Bariloche y agregaba que estaba en Buenos Aires haciendo trato con el chef Francis Mallmann para que promocione nuestra provincia. La periodista, con muy buen tino, le comentó que nuestra terminal de colectivos es una mugre, que los baños están hechos un desastre y sin limpieza, que en el bar no hay mozos, que los contenedores de basura están llenos y con olores pestilentes, y todo eso les da la bienvenida a la ciudad turística más importante de Río Negro a los miles de turistas que viajan en colectivo. El ministro, lejos de decir: “Bueno, aunque la terminal es municipal voy a dar instrucciones para que mi secretario con asiento en Bariloche se ocupe del tema…”, en lugar de decir algo simple como “vamos a mandar a lavar los baños”, dijo que estos temas pertenecen a la planificación y reordenamiento… bla, bla, bla… que se tratarán en el 2013. La incoherencia entre el discurso y algo tan simple como atender las necesidades básicas de cualquier turista que hace pie en una terminal de colectivos de una ciudad que se dice es la más importante y la que más aporta a la provincia es realmente alarmante y me permito reflexionar acerca de lo urgente y lo importante. Con todo respeto yo le diría al ministro de Turismo que, si analiza lo que dijo al aire, se dará cuenta de por qué tildo de incoherentes sus dichos con respecto a sus acciones, y espero que cambie de actitud en cuanto a estos “temas menores” que nos agobian en Bariloche, ya que si desde la política (en este caso puntual, la Secretaría de Turismo de la provincia) no hacen algo para mejorar la actual situación, o al menos ayudar a disimular el desgobierno que impera en nuestra ciudad, es que entonces están esperando que Nerón queme Roma… y si Bariloche se incendia, todos, incluido el actual ministro de Turismo, tendrán su cuota de responsabilidad. Jorge L. Fernández Avello DNI 12.862.056 Bariloche

Jorge L. Fernández Avello, DNI 12.862.056 Bariloche


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios