La línea eléctrica Choele-Madryn deberá esperar

La obra se destrabaría en los próximos meses, cuando termine la reingeniería financiera originada por la devaluación



Ayer comenzó a sesionar en San Martín de los Andes el Consejo Federal de Energía Eléctrica.
SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- La puesta en marcha del llamado Plan Federal de Transporte de Energía Eléctrica, vital para ampliar las redes que llevan el fluido, recién estaría en condiciones de avanzar en el primer trimestre del 2003, si es que acaba para entonces la delicada reingeniería financiera a la que obliga la salida de la Convertibilidad.

De esa instancia depende la postergada línea de 500 kv entre Choele Choel y Puerto Madryn, la primera de las cuatro grandes obras que debían iniciar el plan federal en 2002.

Así lo dejó entrever Miguel Cortez, presidente del Comité Ejecutivo del Consejo Federal de Energía Eléctrica, que ayer inició su centésima reunión plenaria en esta ciudad, con la participación de representantes de todas las provincias.

El cuerpo cerrará hoy sus deliberaciones en un céntrico hotel, con la presencia del ministro de Hacienda, Obras y Servicios Públicos del Neuquén, Alfredo Pujante.

En diálogo con este diario, Cortez no puso fecha al inicio del plan federal de transporte, y aunque confió en "concretarlo en el más corto plazo", admitió también que "no será posible antes de fin de año". Sin embargo, deslizó que podría quedar operativo en el primer trimestre del año próximo.

El consejero fue optimista al señalar que se han dado grandes pasos en la dirección correcta, para concretar la primera de las obras con aportes del fondo fiduciario para el transporte eléctrico, y con la participación del sector privado, que en este caso es la empresa Aluar como principal componente de la demanda.

Se trata de un proyecto de 100 millones de dólares para tender la línea de 500 kv entre Choele Choel y Madryn. Luego seguirán -aunque no necesariamente en este orden- la línea Comahue-Cuyo, la línea NEA-NOA y la llamada línea Minera.

Pero como se apuntó, la idea original definida por el CFEE y la Secretaría de Energía de la Nación a comienzos del pasado año, fue pensada desde la vigencia de la ley de Convertibilidad, con una estructura de costos y un financiamiento acomodados a la relación "1 a 1" entre el peso y el dólar.

La devaluación licuó recursos surgidos del propio mercado y obligó a modificar todos los criterios, al punto que la obra Choele Choel-Madryn no podrá ser pagada una vez concluida -como se proyectó en principio-, sino que deberá ir costeándose sobre la marcha, admitió Cortez.

Tal como anticipó este diario ayer, a las sesiones no asistió el secretario de Energía de la Nación. Alberto Devoto permaneció en Buenos Aires con un doble propósito: trabajar en el postergado y polémico aumento tarifario de servicios públicos, y asistir a la inauguración del gasoducto al Uruguay.

Al cierre de las jornadas previsto para hoy tampoco asistirá el gobernador Sobisch, quien debió modificar su agenda ante la trágica muerte del ministro Gorosito. Durante el plenario, que continuaba al cierre de este despacho, se abordaron distintos informes de comisión. La situación de las fuentes de recursos, como el Fondo Nacional de la Energía Eléctrica, que reciben las provincias atado al valor de mercado del fluido, fueron motivo de análisis pormenorizado.

A su turno, la delegación neuquina presidida por el subsecretario Félix Racco y el titular del EPEN, Ricardo Corradi, deslizó sus reclamos ante distorsiones provocadas por decisiones de la secretaría de Energía.


Comentarios


La línea eléctrica Choele-Madryn deberá esperar