La lluvia causó el desborde de arroyos en Bariloche

La lluvia depositada por el frente de tormenta que afecta la región ya superó el promedio histórico del mes de enero estimado en 32 milímetros. Afectó las actividades al aire libre.

SAN CARLOS DE BARILO-CHE (AB).- Las abundantes precipitaciones registradas durante los últimos tres días anegaron los senderos de montaña y aumentaron aún más los niveles de lagos, ríos y arroyos afectando el normal desenvolvimiento de las actividades al aire libre propias del turismo de verano.

La lluvia depositada por el frente de tormenta que afecta la región ya superó el promedio histórico del mes de enero estimado en 32 milímetros. La particular evolución climática parece dar continuidad a los altos registros del año pasado.

De acuerdo a los registros propios proporcionados por Gilberto Taddeo las precipitaciones caídas en el año 2000 superaron en 204,5 milímetros el promedio histórico. El meteorólogo local evaluó que “este excedente compensa de alguna manera el déficit grande que traíamos”.

La situación más crítica se registra en el área Pampa Linda-cerro Tronador, el centro de trekking por excelencia del Parque Nacional, donde comenzó a llover en forma incesante el miércoles.

“La mayoría de los ríos y arroyos están desbordados debido a que llovió con más de diez grados de temperatura durante los últimos días y aceleró el proceso de deshielo” indicó el guardaparque de Pampa Linda, Javier Mariatti.

El camino de acceso se encuentra transitable aunque con precaución ya que el río Manso invadió parte de la traza. Entre los circuitos del área se encuentran habilitados el sendero que asciende hasta el mirador del Ventisquero Negro y la picada al refugio Otto Meiling (a 2000 metros) cuyos visitantes comenzaron a descender ayer a causa del fuerte frente de tormenta.

La Casa de Té y el complejo turístico los Ventisqueros, al que se accede en auto por un camino de ripio, quedó cerrado al público tras el desborde del Castaño Overa que inundó el lugar.

La fuerte crecida a la que contribuyó el deshielo de los distintos glaciares del Tronador afectó a todos los ríos y arroyos del área por igual, obligando al cierre de todos los senderos y picadas que parten desde Pampa Linda. Incluso el Paso de las Nubes -que llega hasta Puerto Blest- quedó cortado por la desmedida crecida del río Frías que superó en 1,8 metros el puente.

El sábado por la noche las intensas precipitaciones se convirtieron en nívea acumulación en las cumbres de los distintos cordones montañosos de la región, depositando una fina capa blanca que cubrió picadas y senderos.

La mayoría de los circuitos de altura que unen los refugios de montaña entre sí se encuentran anegados o cubiertos por nieve. El guía de alta montaña, Raúl Muñoz indicó que “la nieve caída no es una exageración pero resulta conveniente evitar los senderos altos hasta que mejoren las condiciones”.

Las demás picadas que conducen a refugios se encuentran transitables aunque desde los distintos organismos se pide extrema precaución a la hora de badear los cursos de agua que las atraviesan.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios