La medida que estaría más bien direccionada a Asia



Los economistas no se pusieron ayer de acuerdo sobre los alcances reales de las medidas adoptadas por Brasil. Mientras para algunos Argentina y Brasil “quedaron al borde del choque comercial”, para otros será una situación termporal, dirigida principalmente a las importaciones que realiza Brasil de Asia.

El economista de la consultora Abeceb.com, Mauricio Claverí, explicó a “Río Negro” que aunque el sistema de licencias “se aplica a todos los países por igual”, en la práctica “el gobierno puede ir regulando los permisos” por sector o país. Por este motivo, Claverí apuntó que ” la experiencia Argentina indica que la medida puede afectar en los primeros meses” pero que luego “el flujo se estabiliza”. “Parece una medida preventiva. Brasil debe querer saber a quién le están comprando y cuánto. Quizás la preocupación del gobierno de Lula sea más bien la importación de países del sudeste asiático, específicamente China, que la de Argentina”. Recordó además que “existe una muy buena relación bilateral” y que actualmente ese país tiene un superávit de casi 4.300 millones de dólares con la Argentina.

Respecto de la fruticultura regional, que exporta a ese país especialmente en el segundo semestre, explicó que “por ahora los productos frutihortícolas no estarían incluidos entre los 17 rubros de la resolución” brasileña. (AR)


Comentarios


La medida que estaría más bien direccionada a Asia