«La mesa de diálogo por desaparecidos es inviable»

Diana Conti dijo que el consenso no se puede lograr "por decreto". Las FF. AA. y el gobierno esperan que la Corte encarrile la investigación judicial.

Buenos Aires.- La pretensión de las Fuerzas Armadas de conformar una mesa de diálogo que analice la situación de los desaparecidos pareció chocar ayer con enfoques disímiles aún en el propio gobierno, desde donde la subsecretaria de Derechos Humanos, Diana Conti, consideró a la iniciativa inviable si una de las partes no está dispuesta.

La iniciativa fue tajantemente rechazada por Abuelas de Plaza de Mayo y saludada, en cambio, por el ex jefe de la Armada, Jorge Anaya, quien llamó a «dejar de lado el pasado».

«Tiene que ser una mesa consensuada y querida, y acá hay una parte que no ve con beneplácito el diálogo. No se pueden formar mesas de diálogo por decreto», dijo ayer la funcionaria.

La suerte de los desaparecidos y la necesidad de saber la verdad volvió a ponerse el lunes sobre la mesa de debate a partir de que se supo que algunos militares le solicitaron a la Iglesia que impulse la conformación de un espacio de diálogo que analice el tema.

Si bien ayer tanto el presidente Fernando de la Rúa como el ministro del Interior, Federico Storani, reclamaron voluntad para que se conforme ese ámbito entre las Fuerzas Armadas, la Iglesia y familiares de desaparecidos, Conti salió a decir ayer que no se puede formar por decreto cuando una de las partes no está dispuesta. «Con la Iglesia se está hablando y con los familiares de los desaparecidos no, porque ellos se niegan a esta mesa», afirmó la funcionaria, y juzgó que «no están dadas las condiciones en la Argentina por los sentimientos de un pasado, no tan lejano, que persisten».

En ese sentido, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto, reiteró la categórica postura de los familiares de desaparecidos. «Jamás nos vamos a sentar a dialogar con los responsables de los asesinatos de nuestros hijos y el robo de nuestros nietos», expresó. «No queremos una mesa de nada; en este país tiene que ejercerse la Justicia», expresó Carlotto, al considerar que el tema «tiene que tener un camino de verdad y justicia, porque con encuentros y diálogos esto cae en saco roto».

En verdad, tanto las Fuerzas Armadas como la Alianza verían con buenos ojos que la Corte encarrile la investigación judicial y que, sobre todo, ponga «a salvo» a los militares o civiles que puedan dar información.

(Télam y DyN)

El fiscal de Bahía Blanca criticó a Brinzoni

El fiscal de Bahía Blanca, Hugo Cañón, que actúa en los denominados «Juicios de la Verdad», criticó ayer el respaldo del jefe del Ejército, Ricardo Brinzoni a los militares detenidos por negarse a declarar en la causa.

«Es escandaloso que el Ejército como institución esté avalando una actitud de resistencia a cumplir con una obligación legal como es comparecer como testigo para prestar declaración. Esto implica toda una política institucional», lamentó el fiscal.

Según Cañón, Brinzoni se diferencia de su antecesor, Martín Balza, porque el nuevo jefe del Ejército «acepta la autocrítica en la medida en que no hagan preguntas y se tengan que dar respuestas». En ese punto, Cañón comparó el respaldo de Brinzoni a los detenidos con la visita del titular de la Corte Suprema, Julio Nazareno, al ex juez preso Francisco Trovato.

«Lo que pedimos saber es dónde están los desaparecidos y esa respuesta la tienen que dar los integrantes de las Fuerzas Armadas», sostuvo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios