La mina de oro suma controversias en Esquel

Mientras la Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Esquel denunció en Bariloche que en esa ciudad hay «una estrategia planificada para amedrentar» a quienes se manifiestan en contra del proyecto de explotación de oro por parte de la empresa Meridian Gold, la organización Greenpeace hizo una protesta frente al ministerio de la Producción contraria a la propuesta.

Los vecinos enumeraron amenazas telefónicas, persecuciones callejeras y violaciones de domicilio para «dejar flores» en lo que interpretaron como presiones para que abandonen la campaña contra la minera.

Uno de los voceros de la Asamblea, Leonardo Ferro, señaló que desde octubre de 2001 comenzaron a organizarse para «desenmascarar el proyecto de extracción de oro emplazado a siete kilómetros de Esquel, que trabajará con cianuro y «provocará la dispersión de ese veneno en los acuíferos naturales».

«La diferencia de nuestro proyecto con otros es que se van a utilizar tanques con el cianuro y en la etapa final se va a detoxificar. Vamos a destruir el cianuro mediante oxidación química para minimizar el riesgo de contaminación ambiental. Eso queda como pasta y luego se inyecta a la escombrera» explicó el miércoles a «Río Negro» la gerente de Recursos Humanos de Minera El Desquite, Natalia Moscardi.

Los opositores también se quejaron de las dificultades que encuentran para difundir su postura a través de los medios de prensa chubutenses y denunciaron las severas presiones recibidas por el periódico «Páginas del Sur» y el programa de tevé «Protagonistas», del periodista José Luis Poppe.

Respecto de las amenazas, señalaron que la mayor parte están denunciadas ante el fiscal de Esquel Eduardo Falco. Entre otros casos señalaron el de Susana Asaf (militante del no a la mina) a cuya casa ingresaron desconocidos que no robaron nada y dejaron flores junto a la computadora.

Activistas de Greenpeace manifestaron frente al Ministerio de Producción, con sus caras pintadas mitad de dorado, simbolizando el oro y mitad de calavera, en representación de la supuesta contaminación que según esa agrupación podría producir la mina en funcionamiento. Los voluntarios disfrazados de empresarios mineros llevaban carretillas cargadas con lingotes de oro. (AB/DyN)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios