La Mississippi se da una vuelta por el sur

La banda de Ricardo Tapia & Cía. tocará el próximo fin de semana en la región, donde mostrará temas del próximo disco. Antes, del viaje, el líder recibió a “Río Negro”.



1
#

Avisa Tapia: “Vamos a sacar otros tres temas del nuevo disco, entre los que va a estar “Criollo”, el que le da nombre. El CD completo saldrá a fines marzo del año próximo”.

2
#

“La gira es una vida paralela, no pagás impuestos porque no llegan las boletas por debajo de la puerta”, bromea.

3
#

La Mississippi está grabando nuevo álbum del que acaba de salir un EP, “Criollo – Adelanto I”, con “La Montaña”, “Odioso” y “Mala memoria”. Ahora vuelve al sur para presentarlos y repasar sus clásicos y reconocidas versiones de “Inoxidables”, su anterior trabajo.

La banda llega integrada por Gustavo Ginoi en guitarra líder, el bajo eléctrico y coros de Claudio Cannavo, Juan Carlos Tordó en batería y coros, los teclados, piano y coros de Gastón Picazo y Ricardo Tapia en voz, guitarras eléctrica, acústicas de seis y doce cuerdas, armónica, flauta traversa y coros, protagonista de la presente entrevista que “Río Negro” le hizo en Buenos Aires.

P: “Odioso” es un rocanrol furioso e interesante mirada acerca del arraigo y crecimiento del odio como código de comunicación…

R: El tiempo y las situaciones en las que nos metemos todos los días, impiden que las personas, cada vez más, hagan menos lo que quieren y estén obligadas a quemar horas, minutos, segundos de una forma salvaje. Entonces, se olvidan para qué estaba, qué venía pensando. Y “me estoy volviendo ese hombre que siempre odié” (dice el estribillo del tema) es un poco revalorar lo que pensabas cuando eras más joven… De a poquito hay que recuperar el tiempo perdido. Siempre nos convertimos en otro ser, el deseo, el imaginario van por un lado y los hechos por otro, y conciliarlos es tarea de la conciencia humana, congeniar el que sos a solas, con lo que ven los demás.

P: Eterno dilema que nos venimos planteando desde el fondo de la historia.

R: Sí, es la permanente disyuntiva de todas las culturas. Hace mucho, un orientalista amigo, me decía que el ser humano es dual, es uno que en realidad son dos. La conciencia es el segundo humano que llevamos dentro. Siempre tenemos dos dentro de uno, dualidad con la que tironeamos constantemente, que hace que nos miremos de afuera y de adentro, que nos escuchemos cuando hablamos.

P: ¿Cuándo te mirás para adentro, qué construcción ves?

R: Lo primero que se construye es para uno mismo. La banda es un grupo que se fue haciendo amigo, relacionado a una razón, tocar música. Pero, lo principal es la construcción propia… Yo todos los días me levanto y me reconozco como una persona que sigue generando para mí, para los que están alrededor, para construir la felicidad de una forma; un formato de felicidad que nunca es perfecto ni definitivo, siempre aleatorio, ¿viste? Ocurre por momentos y uno la disfruta. Es una fruta que sale en ciertas ocasiones y de una planta que no es perenne. (Sonríe Ricardo).

P: Ni está siempre al alcance de la mano para cortarla.

R: Bueno, entonces construimos en base a muchas cosas, pero lo que más me interesa es ser inquieto. Yo no me conformo, soy inquieto en aprender, en estudiar, en leer, en volcar los asuntos que me atraen en lo que hago. La inquietud me mantiene fuera de la burocracia de sentir que hago algo que está muerto. Cada día voy por algo nuevo, para alimentar la vida siempre.

P: Música y letra siguen encendiendo luces de atención para, como dice la canción de Litto Nebbia y Eduardo Mignogna, quien quiera oír que oiga…

R: Exacto… Ahora viene una segunda etapa, vamos a sacar otros tres temas, otro adelanto del nuevo disco, entre los que va a estar “Criollo”, el que le da nombre. El compacto completo saldrá a fines marzo del año próximo, lo terminaremos de grabar en el verano. Lo estamos haciendo, eso está bueno, en la ruta, durante las giras. Lo voy componiendo y no sé su final, todavía. Mientras tanto, lo mostramos a la gente, para que lo vaya conociendo y cuando salga, tendrá más o menos el sesenta por ciento escuchado.

También se relaciona con que estamos girando constantemente, hay temas que escribí en un lugar, su música, en otro. Figurará en el disco. Cuando andemos por el sur, lo terminaré de escribir, seguramente. Me sentaré en el hotel, me tomaré un tecito y a componer. Usamos mucho las pruebas de sonido para probarlos y grabarlos. Nunca, en la sala de ensayo, me salen las cosas buenísimas que surgen en la prueba de sonido. Jamás. No sé por qué, será el marco, el lugar… De hecho pensamos en alquilar un teatro para lograrlo y el bajista (Claudio Cannavo) dijo que no iba a ser lo mismo. Y con razón…

P: Es interesante que ocurra en medio del cambio constante de un tour.

R: La gira es una vida paralela, no pagás impuestos porque no llegan las boletas por debajo de la puerta, (Tapia ríe nuevamente) no estás siempre en un mismo lugar, no tenés placard donde guardar tus cosas, no hay vecinos que molesten o que quieras. La gira es estar sobre cuatro ruedas o dos alas, si vamos en avión, bajar y subir, tocar e irnos. Una vida totalmente paralela en la que ponés la mano en el bolsillo solo para sacar la llave de la habitación, te llevan te traen y está todo cubierto. Y cuando la hacés durante treinta años, el pase de una vida a la otra es como saltar de un tren que va a doscientos ochenta kilómetros por hora, a uno de carga, más lento. Cuando volvés, vienen reclamos de todo tipo de la vida, necesariamente.

A veces, vivo sobredimensionado y le digo a la gente que no sé por qué me quieren si no me conocen… El afecto que da la música es quizá, lo más valorable. ¿Cómo hacer para que tantas personas te quieran, en otra situación? Es rarísimo, entonces, ella te lleva a momentos de cariño y de odio también, hay de todo.

P: Qués es para vos el escenario

R: Hay que aprender que estamos allí para dar algo. De lo contrario no existe razón alguna para estar en ese espacio. Una vez, uno de Los Chalchaleros me dijo una gran verdad: la gente te elije en algún momento y cuando lo hace, no te dice por qué. Esa realidad tenés que vivir y agradecerle constantemente porque son situaciones que se dan de una manera desconocida. Nadie sabe por qué. Siempre hay que ofrendar algo. Hace poquito (26 de octubre) fui a tocar a Puerto Madryn a la Fundación Ceferino Namuncurá, que ayuda a chicos de la calle, hacen secundario, terciario y también aprenden oficios. Lo que uno va a hacer allí, es mínimo, si comparamos con semejante obra. Que me hayan invitado, es fantástico; vi a los pibes atendiendo las mesas, sirviendo lo que ellos habían cocinado. Hay muchas cosas de valor en Argentina que se desconocen y personas que ayudan anónimamente, que hacen cosas buenas”.

“Lo que más me interesa es ser inquieto. Yo no me conformo, soy inquieto en aprender, en estudiar, en leer”,

asume Ricardo Tapia, acerca de su espíritu en crecimiento.

El tour de La Mississippi comienza el jueves 24 en el Teatro Ceferino de Junín de los Andes, continúa el viernes en el Municipal de Zapala, 26 en Disco Súper Vip de Cutral-Co y finaliza en Neuquén el domingo 27 en Pirkas, Santiago del Estero 883.

Las entradas para ver a La Mississippi el domingo 27 en Pirkas Neuquén, se pueden adquirir por $300 en todos los locales de Croma, Sarmiento 2, Galería Paseo del Sol, Portal Patagonia Shopping y Alto Comahue Shopping.

“La montaña”

(“Ya me contaron tantos cuentos, ya no distingo en esta ciudad lo que es mentira, lo que es verdad”)

-Es un tema que hice pensando en que la estructura de la sociedad, por un momento, no me representa más. Me agota porque no distingo qué es mentira y qué, verdad. Está fuera de mi alcance, poder distinguirlo. Es la vieja historia de irme a vivir a una montaña… Creo que a todos nos pasa porque la montaña es interior, un lugar donde podés sentarte tranquilo y sentir el viento de adentro; tu espacio propio, aunque vivas con los demás.

“Mala Memoria”

(“Poder y dinero estaban primero, primero, segundo y tercero. / Tu suerte cambio…”)

-Es una canción dedicada a los políticos traidores que en Sudamérica y Argentina son la mayoría; a la doble faz de la gente que está en la política y en el poder. Acá, una y otra se confunden. A veces, cuando charlamos sobre esto, cuento sobre los daneses que tienen elecciones cuando el sistema lo requiere; cuando ven que se debilita, lo reformulan. Hay autocrítica. Cuando ocurre un hecho de corrupción, el político renuncia. Tienen algo llamado conciencia. Acá, no encuentro a nadie que lo haga…

Una vez, uno de Los Chalchaleros me dijo una gran verdad: la gente te elije en algún momento y cuando lo hace, no te dice por qué. Nadie sabe por qué. Siempre hay que ofrendar algo”.

Acepat Ricardo Tapia, fundador y voz original de La Mississippi.

Datos

“Lo que más me interesa es ser inquieto. Yo no me conformo, soy inquieto en aprender, en estudiar, en leer”,
El tour de La Mississippi comienza el jueves 24 en el Teatro Ceferino de Junín de los Andes, continúa el viernes en el Municipal de Zapala, 26 en Disco Súper Vip de Cutral-Co y finaliza en Neuquén el domingo 27 en Pirkas, Santiago del Estero 883.
Las entradas para ver a La Mississippi el domingo 27 en Pirkas Neuquén, se pueden adquirir por $300 en todos los locales de Croma, Sarmiento 2, Galería Paseo del Sol, Portal Patagonia Shopping y Alto Comahue Shopping.
(“Ya me contaron tantos cuentos, ya no distingo en esta ciudad lo que es mentira, lo que es verdad”)
(“Poder y dinero estaban primero, primero, segundo y tercero. / Tu suerte cambio…”)

Comentarios


La Mississippi se da una vuelta por el sur