La posibilidad de controlar el riesgo

NEUQUÉN (AN).- El director provincial de Minería de Neuquén, Carlos Portilla, explicó el miércoles a diputados de la comisión de Hidrocarburos y Energía de la Legislatura que hay una “alta posibilidad de controlar totalmente” el riesgo ambiental en el emprendimiento minero Potasio Río Colorado. El funcionario informó del proyecto en general pero no fue elocuente en cuanto al control de los riesgos que representa el proyecto. Portilla -informó el área de prensa de la Legislatura- explicó que si bien la mina se ubica al sur de la provincia de Mendoza, gran parte de la cuenca se extiende hacia territorio neuquino. Detalló el proceso de extracción, que consta de la inyección de agua a más de 60 grados de temperatura, hasta los 600 u 800 metros de profundidad, distancia en la que se encuentra el mineral. El agua diluye selectivamente el manto de potasio y cloruro de sodio, que se expulsa por un segundo pozo, para posteriormente pasar por un proceso de concentración. El director de Minería mencionó que “no se utilizan químicos en todo el proceso” ya que contaminaría el potasio, que se utiliza como abono agrícola en países como Brasil y China. A su vez, dijo que el agua se reutiliza en el circuito, y sólo se pierde al evaporarse. El cloruro de sodio sobrante, se transporta a una cuenca endorreica -cerrada-, a unos 25 kilómetros del río Colorado, por lo que “es imposible que llegue al agua”. “En cuanto al riesgo ambiental, hay alta posibilidad de controlarlo totalmente”, concluyó Portilla en su explicación.


Comentarios


La posibilidad de controlar el riesgo