La realidad le recorta las alas a la NASA

Su presupuesto anual sufrió



WASHINGTON (Télam-SNI).- La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA) atraviesa una crisis económica que se agravará el año que viene con la reducción de 229 millones de dólares de su presupuesto anual, según lo resuelto por el Congreso norteamericano. La cifra representa a su vez 1.100 millones de dólares menos de lo solicitado por el presidente George W. Bush en un proyecto de gastos aprobado por una subcomisión de la Cámara de Representantes para que se convierta en ley.

El presupuesto total pedido por la NASA para el próximo año fiscal era de 16.200 millones de dólares. El panel mantuvo la cantidad solicitada de 4.300 millones de dólares para el programa de transbordadores espaciales y los 691 millones pedidos por el presidente norteamericano para los planes relacionados con Marte.

El programa de vuelos espaciales tripulados de la NASA fue suspendido desde que el transbordador Columbia se desintegró cuando volaba sobre Texas el 1 de febrero de 2003 y los siete astronautas a bordo perecieron.

Los investigadores hallaron en la NASA una “cultura de seguridad deficiente” y recomendaron a la agencia modernizarse, una tarea que, según la NASA, costará 750 millones de dólares más de lo estimado en un inicio. El que los tres transbordadores restantes vuelvan a volar es sólo el comienzo de la “visión para la exploración espacial” que Bush reveló el 14 de enero. “Construiremos naves nuevas que lleven al hombre al universo, para volver a la Luna y preparar nuevos viajes a mundos mas allá del nuestro”, destacó Bush en aquel momento.

Según el plan del presidente norteamericano, una sonda espacial robótica podría viajar a la Luna a principios de 2008, pero no se espera que ningún estadounidense vuelva al satélite natural de la Tierra antes de 2020.

La flota de transbordadores, necesaria para culminar el trabajo de la Estación Espacial Internacional, sería retirada en 2010 y se desarrollarían nuevas naves espaciales para las misiones a la Luna y Marte.

Esta concentración en los vuelos espaciales tripulados ha aumentado la presión sobre los programas científicos de la Dirección Nacional de Aeronáutica y el Espacio.

El Telescopio Espacial Hubble necesita equipos de observación nuevos, así como nuevas baterías y la reparación de sus giroscopios. Sin embargo, el director de la NASA, Sean O'Keefe, ha afirmado que los astronautas de los transbordadores no harán reparaciones en el observatorio en órbita, porque esto sería muy arriesgado.


Comentarios


La realidad le recorta las alas a la NASA