La revancha de Camilo

Echevarría asombró con su manejo y ganó la final del campus.



#

El joven neuquino en el habitáculo del Master Junior Fórmula para salir a pista en Jaramá.

Tiempo atrás Camilo Echevarría recibió un mazazo. La falta de apoyo lo dejó afuera del automovilismo internacional. Se hizo fuerte en la adversidad y ayer vivió en el autódromo de Jaramá su máxima conquista de los últimos años, al ganar el selectivo del Master Junior Fórmula.

Nada se consigue sin esfuerzo. Eso lo sabe el neuquino, quien a los 16 años sobresalió entre los diez finalistas del campus.

Echevarría desembarcó con la experiencia que le daba su participación en el concurso de la Fórmula BMW, donde el año anterior se ubicó entre los seis mejores.

Las técnicas del automovilismo y 70 vueltas en monoplaza fueron las dos primeras etapas.

También debieron superar pruebas físicas y demostrar su capacidad de aprendizaje con un auto del Master Junior Fórmula.

Los instructores de Emilio de Villota fueron los encargados de enseñar y valorar a los pilotos.

La Real Federación Española de Automovilismo, a través de su presidente Carlos Abella, eligió a los tres mejores.

El premio que ganó Echevarría es atractivo. El 8 y 9 de setiembre participará en la quinta fecha del certamen, en el circuito de Montmeló.

Cada prueba tiene un costo de casi 9.000 euros, por lo que Echevarría tuvo una buena recompensa. Venció al español Jordi Cunill, su principal rival.

Echevarría vivió "su" día casi en soledad, acompañado por un amigo que le hizo el aguante.

Debutará el 9 de setiembre en Montmeló, mientras que las restantes pruebas serán el 28 de octubre en Monteblanco y el 17 de noviembre en Jaramá.


Comentarios


La revancha de Camilo